EFEMadrid

Siempre ha sido conocida la curiosidad e inquietudes artísticas del actor, productor y empresario Emilio Aragón que ahora también muestra interés por la moda, gracias a la pasión que siente por el diseño su mujer Aruca Fernández-Vega y sus tres hijos: Icíar, Macarena y Nacho.

Con 60 años cumplidos, Emilio Aragón vuelve a la actualidad por los proyectos de moda de su familia, aunque él prefiere mantenerse en un segundo plano, como hoy, que ha visto la nueva colección de Lexdeux desde un lugar discreto.

La firma Lexdeux, creada por Juanma Capón en 2014, cuenta ahora con el mecenazgo de Aruca Fernández-Vega, esposa de Emilio Aragón desde 1983, que debutó ante las cámaras como Milikito, el hijo de Miliki, uno de los payasos más queridos de la televisión.

Pronto emprendió su camino y solitario y cosechó éxitos. Con apenas 22 años tenía su propio programa "Ni en vivo ni en directo", que le dirigía a su gusto.

Más tarde, se puso a los mandos de otros programas como "El juego de la oca", "VIP", "VIP Noche". Era el jefe de los programas de entretenimiento, además de cantar y tocar el piano. Pero el boom Emilio Aragón llegó de la mano del joven médico Nacho, en la serie de televisión "Médico de Familia".

"Me siento arropado y bien respaldado por la familia Aragón", ha dicho hoy a Efe Juanma Capón, quien también cuenta con la colaboración de Macarena Aragón, hija de este matrimonio, diseñadora de bolsos y encargada de crear la imagen de marca de Lexdeux.

Tras el éxito de la serie "Médico de Familia" durante la década de los noventa, se aventuro junto a su esposa a montar la productora Globomedia con la que realizaron programas de éxito como "El informal", "Caiga quien caiga" o series de televisión como "Los Serrano" o "Periodistas", proyectos en los que también formaba parte Daniel Écija.

Llegó el día en que Emilio Aragón se desligó de ese proyecto y prefirió alejarse del foco mediático y se trasladó junto a su familia a Estados Unidos con claro objetivo de preservar la intimidad familiar y seguir haciendo lo que le gustaba, y ya cumplidos los 40 se licenció en Boston en Historia y Dirección de Orquesta.

Ahora, desde ese retiro elegido, apoya y observa cómo sus hijos despliegan las alas en el sector textil, en la moda. Hoy sobre la pasarela, en el Centro de Diseño Matadero, en la primera jornada de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid, se ha visto que a la familia Aragón le gusta las cosas bien hechas, los diseño de calidad. EFE

cm/it/agf