EFEMadrid

El actor y modelo Josh Kloss, coprotagonista del icónico vídeo del tema "Teenage dream" junto a Katy Perry, ha acudido a las redes para calificar de "abusivo y denigrante" aquellos días de trabajo, hace ya 9 años, junto a la diva estadounidense.

En un extenso mensaje publicado en su cuenta de Instagram, el intérprete narra que la artista solo se mostraba amable con él cuando estaban a solas, pero que en público era "fría como el hielo" y que llegó a calificar de "asqueroso" tener que besarlo para las secuencias.

Kloss, que comenta además que declinó una invitación de Karry para ir juntos a club de strip tease, relata asimismo el "embarazoso" momento que, según él, la cantante le hizo pasar en una fiesta, cuando delante de los demás invitados le bajó el pantalón y los calzoncillos para dejar su pene al aire.

Argumenta que lo cuenta ahora "porque nuestra cultura se ha asentado en probar que los hombres con poder son perversos, pero que las mujeres con poder son igualmente repugnantes" y denuncia a continuación que por aquel trabajo, un éxito mundial que llegó al número 1 en multitud de países, solo cobró unos 650 dólares.

"Así que feliz aniversario para uno de los trabajos más confusos, abusivos y denigrantes que he hecho nunca", concluye el texto ante el noveno aniversario del lanzamiento del videoclip.

En el mismo hilo de mensajes pueden leerse sin embargo comentarios en defensa de Perry, como el del director de vestuario Johnny Wujek, colaborador habitual de la diva, que no duda en llamar "basura" estas acusaciones.

"Katy nunca haría algo así. Todos conocemos tu obsesión con ella desde el primer día de rodaje del vídeo. Escribías su música e imaginabas un futura con ella", replica este también director de escena.

Siguiendo la estela de "California Gurls", la canción "Teenage dream" fue uno de los cinco números 1 que cosechó en EEUU el álbum del mismo nombre que Perry publicó en 2010 y se coló en varias listas como uno de los mejores temas del año. EFE

jhv/ps