Carmen Martín/EFEMadrid

Adriana Domínguez toma el testigo de su padre, Adolfo Domínguez, tras 28 años en el cargo de presidente de la compañía, un relevo generacional que lleva a la tercera generación a toma las riendas de una empresa familiar creada en 1950 con el lino como estandarte.

Adolfo Domínguez, que el pasado 14 de mayo cumplió 70 años, se despide de la primera línea de la moda culminando el relevo generacional en una firma que cimentó en el seno de una sastrería familiar, un proyecto que hoy es un referente español en el sector textil con 391 tiendas en 21 países

Sus otras dos hijas, Tiziana y Valera, se encargan del diseño y de la parte tecnológica, respectivamente.

Adriana Domínguez ha logrando en los últimos cuatro años "renovar completamente la gestión de la compañía, en tandem con el actual director general, Antonio Puente", según han explicado este viernes a Efe fuentes de la empresa.

 Economista de formación y nacida en Ourense en 1976, ocupa el cargo de presidenta ejecutiva del grupo Adolfo Domínguez desde mayo de 2020, dos años después de haber sido nombrada consejera delegada y tres después de ser designada directora general.

La nueva presidenta ha desarrollado su carrera profesional en la empresa familiar en dos etapas. Entre el año 2000 y 2016 se especializó en áreas específicas de desarrollo, "concretamente la línea de perfumes y la publicidad".

  A partir de su incorporación al consejo de administración a finales de 2016, Adriana Domínguez inició su carrera como primera ejecutiva de la firma siendo la escogida por el consejo y su familia para encabezar la tercera generación de los Domínguez.

Adriana Domínguez ha liderado la reorganización interna de la empresa y el relanzamiento de la firma con un aumento de las ventas en más de un 22 por ciento y una subida de su facturación online del 108 por ciento, una gestión que ha permitido a la firma obtener "sus mejores resultados en diez años".

Adriana Domínguez también se ha ocupado de renovar completamente el comité de dirección, que ahora cuenta con un 54 por ciento de mujeres directivas, e implantando nuevos métodos de gestión.

Además, ha reunificado todas las marcas y refrescado el posicionamiento de la firma con la sostenibilidad y la internacionalización, con 52 por ciento de las tiendas situadas ahora fuera de España.

Educada en colegios y universidades internacionales, domina cinco idiomas y tiene un máster de Pensamiento en la Escuela Contemporánea de Humanidades de Madrid. EFE