EFEMadrid

La influencia de las cantantes Rosalía y Aitana no solo se mide por los miles de fans que tienen y los más de 8 millones de seguidores que suman en las redes sociales, sino también por el impacto que generan en aquello que promocionan o de lo que son imagen, como sus exitosas colecciones de ropa.

Aitana generó un total de 2 millones de euros para Stradivarius durante la primera mitad de 2019, según un estudio realizado por la agencia de marketing y análisis de datos Launchmetrics, que utiliza su propio algoritmo para medir el impacto generado por la marca a través de las redes sociales, medios impresos y online.

"A pesar de recientes artículos sobre la falsa rentabilidad de esta colaboración para la marca, estos datos demuestran cómo un año después del arranque de la alianza con Aitana, ésta sigue generando impacto", resalta el informe.

Desde que Stradivarius nombró embajadora a la "extriunfita", las colaboraciones con la marca de Inditex no se han hecho esperar y la cantante se ha convertido en una indispensable para dar la bienvenida a la colecciones tanto de otoño/invierno como primavera/verano desde hace más de un año.

Y como "influencer" que es, comparte la ropa de la que es imagen en Instagram. Una de las publicaciones con más repercusión que tuvo fue cuando lució una camiseta de la colección de Stradivarius, cuyo post generó un valor de 478.000 euros.

El caso de Rosalía es muy parecido. La cantante catalana ya ha sacado dos colecciones para Pull & Bear, donde el estilo trapero y flamenco de la artista se refleja en cada una de las prendas de ropa.

Una campaña que ha generado 1,6 millones de euros durante la primera mitad del 2019 y siendo su post en Instagram de mayor valor de impacto en unos 544.700 euros con la imagen de ella luciendo un mono sin mangas en tono marrón claro.

Tanto las cifras de Aitana como las de Rosalía demuestran que su influencia va más lejos de la música y que apostar por ellas en el mundo de la moda se traduce en un negocio de éxito.