EFEMadrid

Tras estar al frente de la dirección creativa de firmas como Intropia o Ecoalf, la diseñadora Alma Aguilar ha publicado en sus redes sociales que vuelve a la costura centrada en el universo romántico y etéreo de los vestidos de novia, un proyecto en el que también habrá sitio para invitadas de boda.

"Cuando mi alma se pone manos a la obra... es imparable... Os he dicho que me dispongo a hacer los vestidos de novia más bonitos y especiales?", ha escrito Alma Aguilar en sus redes sociales.

"Este es el inicio de todo, porque cada día, cada instante, es el inicio de todo en realidad... Yo no soy la misma que hace unos años... soy mejor...", explica esta diseñadora madrileña que se formó en diseño y patronaje en la Escuela Superior de Técnicas Industriales.

 La experiencia en la industria de la moda, que se ha labrado en talleres de diseñadores como Devota & Lomba o confeccionando colecciones de niños para El Corte Inglés, sumada a la pasión por la costura bien hecha ha desembocado en este nuevo proyecto que nace con la vocación de hacer diseños nupciales de ensueño y prendas para invitadas, así como complementos para ese día tan especial.

Alma Aguilar se ocupará de hacer piezas únicas y exclusivas a partir de los deseos de la novia, aunque en su taller contará con una mini colección que la clienta podrá probarse para descubrir los patrones y siluetas que más le favorezcan.

No es la primera vez que Alma Aguilar confecciona vestidos de novia. Hace veinte años inauguró su taller nupcial y se adentró en el mundo de la televisión con el diseño de vestuarios. Un año después, en 2001, debutó en la pasarela madrileña.

Desde que en 1998 lanzara su firma homónima, Alma Aguilar ha trabajado el prêt-à-porter, prendas que vendía en su tienda en Madrid y también exportaba a Arabia Saudí y Ginebra.