Inmaculada Tapia/EFEMadrid

Griegos, romanos y persas, la usaron y una nueva tribu, los hipster, la trajeron a la actualidad.

 Desde hace unos años que la barba ha llegado para quedarse sobre el rostro masculino. Pasó de ser el símbolo de la dejadez, a un elemento de belleza que hay que cuidar, embellecer y tratar adecuadamente.

Día Mundial de la Barba

El primer sábado del mes de septiembre se celebra, cada año, el "Día Mundial de la barba", una circunstancia que nos recuerda que su origen se remonta a los vikingos de Dinamarca, un elemento de la belleza masculina que simboliza bravura, sabiduría y distinción.

 Cortes, retoques e injertos para lucir este elemento de la estética masculina en pleno esplendor, que aunque a primera vista tenga como intención ocultar el rostro lo cierto es que su objetivo es embellecerlo.

Muchos varones, aunque lo desean no la tienen lo suficientemente poblada por ello recurren a la cirugía capilar para conseguirlo.

La Dra. María del Naranjo, impulsora de la técnica FUE en España y directora de la Unidad Médica de Man Medical Institute, señala que cualquiera que esté provisto de una barba pobre o tenga áreas donde "por genética no le sale el pelo, puede optar a un injerto de barba".

 Los injertos se han convertido en uno de los retoques de belleza más recurrentes entre el género masculino. "Para hombres que lo que necesitan es rellenar pequeñas áreas donde por genética no les sale pelo, un retoque de barba es suficiente".

Si lo que prefiere el caballero es conseguir más densidad en la barba, Naranjo recomienda la técnica micro FUE 3D Dual "con la que se pueden extraer un mayor número de folículos para conseguir un relleno de barba natural.

¡Cuida tu barba!

Para los que no tengan problemas con el vello facial Quique Carballo, propietario del salón The Hair Men's Club centro colaborador de Treatwell.es, especializado en el cuidado personal del hombre indica que para lucir una barba cuidada “lo ideal sería ir cada 15 días para tener un buen mantenimiento”, además de utilizar siempre productos específicos para lavarla bien, hidratarla y utilizar un buen aceite”  concluye.

Asegura que los errores más comunes radican en no ser conscientes de que "hay que cuidarla y dedicarle tiempo". Utilizar productos como champús de pelo en la barba es, según Carballo, otro de los errores más habituales.

"El pelo de la barba es mucho más delicado, igual que la piel de la cara, así que es muy importante utilizar productos específicamente pensados para cara y barba".

El barbero inglés, Dan Gregory, señala que cada vez más los hombres prestan mayor atención a su belleza y el hecho de dejarse barba tiene que ver con ello. "Un complemento que necesita tantos cuidados como el cabello, ceras, acondicionador y un lavado adecuado", no solo es cuestión de mantener a raya el rasurado, incide. EFE