María Muñoz/EFEMadrid

Brillos, texturas de polipiel, chalecos y americanas de diferentes patrones conforman algunas de las últimas tendencias al alza para lucir durante esta Navidad, en una apuesta rescatada de las pasarelas que entre los "total black" y tejidos multicolor, llega a las calles en unas fiestas diferentes.

 Aunque estas fiestas navideñas serán distintas, hay algunos factores que no se ven afectados como, por ejemplo, la llegada de las texturas brillantes al plano de las tendencias que, mediante lentejuelas, pailletes o tejidos metalizados siguen siendo una modalidad que cada época navideña se reinventa para llegar a las celebraciones.

 Si bien en el 2020 los brillos han estado presentes durante varias temporadas, en la época navideña llegan a su máximo esplendor a través de vestidos de lentejuelas o jerséis de hilo metalizado, copando todo tipo de accesorios como anillos y pendientes, que abandonan la tendencia minimalista en oro o plata para aparecer salpicados con piedras brillantes en diferentes tonalidades.

 Americanas, la prenda estrella

 Las americanas han conformado una parte esencial en el panorama de las tendencias del 2020 y, durante estas fiestas, no abandonarán un podio en el que con diferentes patrones y combinadas con prendas que van desde pantalones a juego en “total looks” o sudaderas, en una versión más casual y del día a día, elaboran estilismos de aire sofisticado.

 Con el negro, el gris marengo y el azul marino como colores ganadores, las “blazer” en modelo “crop” y con hombreras marcadas y solapas grandes son uno de los modelos que proponen desde grandes e icónicas firmas como Saint Laurent sobre la pasarela hasta Zara y tiendas “low cost”.

 Una versión que las más atrevidas lucen abrochada y sin nada debajo a modo de top, que contrasta con modelos “oversize” de hombreras anchas y un aire masculino, portadas durante el 2020 a modo de cazadora y que ahora aparecen en las tiendas sobre vestidos ceñidos, jugando a crear estilismos con el contraste como protagonista.

 Chalecos de punto, un “must”

 Los chalecos son otra de las grandes tendencias que, si en septiembre asomaban tímidamente al panorama de el “streetsyle”, ahora se posicionan como una opción de cara a estas Navidades. De punto o de tipo sastre y bajo una americana a juego, estas prendas aparecen cobrando total protagonismo tanto en conjuntos sofisticados como en otros de aire más casual.

 Todo al polipiel

 El polipiel y las texturas que emulan el cuero y que, durante anteriores temporadas han aparecido en forma de sobrecamisas y pantalones, llegan al armario navideño en versiones más arriesgadas como vestidos o “total looks”, convirtiéndose en una opción sofisticada y de guiño rockero para las más atrevidas, siempre en negro como tonalidad ganadora.

 Oda al color, más es más

 Y aunque el negro sea uno de los colores por excelencia para eventos y, este año pequeñas celebraciones, la paleta de colores se abre hacia tonalidades vibrantes como el lila o el verde lima, además de poner sobre la mesa potentes combinaciones de muchas gamas cromáticas en un año que llega a su culmen apostando por los mix de tonalidades como una tendencia más.

 Combinaciones arriesgadas que, si bien otros años podrían haber sido tildadas de horteras, este año respiran vanguardia, y es que atreverse a jugar al “más es más” es una máxima que no se queda atrás durante la época navideña, en la que los escaparates de las tiendas y también sus páginas webs apuestan por teñir sus prendas en multitud de colores, desterrando los convencionales negros y rojos como únicas posibilidades.

 Unas navidades diferentes en las que el vestuario sigue siendo una parte importante de las pequeñas celebraciones en familia de este año, además de una potente herramienta para rescatar y elevar el ánimo transmitiendo brillo y color.