María Muñoz/EFEMadrid

Las pasarelas son la antesala de las tendencias, y las “bloggers” encargadas, en muchas ocasiones, de mostrarlas a pie de calle para los indecisos a la hora de atreverse o combinar. Y es que, algunas de las tendencias vistas en estos desfiles ya se están haciendo con las calles en tiempo récord.

Chanel: cadenas y abrigos de borrego

Solo han pasado unas semanas desde el desfile Métiers d’art de Chanel, en cuya pasarela, que recreaba la icónica tienda de la “maison” en la calle parisina Cambon, mostrara sus próximas propuestas. De entre ellas, además del infalible tweed y las perlas, sello de identidad, abundaban los cinturones de cadena dorados.

Colocados en la cintura y también en la cadera, rematados por borlas, intercaladas con brillos, lazos y perlas o incluso con las propias grafías de Chanel colgando de sus eslabones, este accesorio se convirtió en uno de los protagonistas del desfile.

Y también, de las calles y de las tiendas “low cost”, en cuya sección de accesorios este tipo de cinturón se corona como el protagonista, en diferentes versiones desde tonalidades plateadas y doradas, como es el caso de Bershka, que cuenta con hasta cinco modelos diferentes.

Otra tendencia que, sobre los cortes clásicos de la firma capta la atención en el desfile son los abrigos de borrego: pelo blanco por dentro y por el cuello de grandes dimensiones, y también en los puños remangados. Por fuera, tonalidad beige de ante y como mala noticia para las más frioleras; de talle corto, a la altura de la cintura.

La firma francesa presentaba también otra alternativa, esta vez con cuello redondeado, bolsillos de solapa, hombreras redondeadas y botones con pedrería, también de talle corto. El primer modelo, ya cuenta con una versión casi exacta en Pull and Bear cuya disponibilidad está casi agotada.

Tul y volúmenes, así lo dicta Valentino

Otra de las tendencias que inundan las calles y las cuentas de Instagram de las influencers de moda del momento, es este combo que le ha ganado la batalla al invierno, en el que el uso de estos motivos no suele cobrar protagonismo.

Aunque hayan pasado meses desde la última vez que la firma italiana se subiese a la pasarela, la última vez que lo hizo vaticinó de forma clara qué sería lo próximo que veríamos en tiendas y calles, y acertó.

Camisas con volúmenes exagerados, que recorren los brazos enteros desde el cuello silueteando los hombros, también sobre “tops” asimétricos adornando las clavículas y en mangas abullonadas.

 Una tendencia que comenzaba a dar sus primeros coletazos este verano, para ser un “must have” en la actualidad, que arrasa en las tiendas y de la que “bloggers” como Paula Ordovás son adeptas.

Imperio de las “blazer”, por Giorgio Armani

Hace varios años que esta prenda se consolidó dentro del armario de la ropa casual, deslingándose del uso para eventos formales. Con sneakers, vaqueros y vestidos, la americana es una prenda que sobrevive al panorama de las tendencias reinventándose y cobrando cada vez más protagonismo.

En el último desfile de Giorgio Armani fue una de las protagonistas indiscutibles, en especial en la modalidad ajustada y con hombreras, una modalidad fija en el armario de las “it girls” del momento, lucida abrochada sin nada debajo, y de la que firmas “low cost” como Zara ya poseen sus diferentes versiones. EFE