EFEMadrid

Hace unas semanas nadie imaginaba que la nueva normalidad exigiría tanta limpieza y tanta desinfección. Hacer la colada de forma rápida, eficaz y limpia es una de las tareas que más tiempo ocupa.

Tras la covid-19, este cometido suele conllevar mayores esfuerzos, un protocolo que obliga a lavar la ropa continuamente, pero cómo hacerlo sin riesgos.

Las bolsas para lavadora son la mejor opción para manejar, transportar y lavar prendas evitando el contacto directo con posibles virus, bacterias y hongos en el hogar, hospitales, residencias, hoteles,centros deportivos, etc.

Las bolsas para lavadora son solubles, pueden introducirse directamente en la lavadora y al contacto con el agua, "se descomponen en cuestión de segundos, liberando el contenido, sin dejar residuos ni microplásticos", explican desde la empresa Moheda Group que ha creado las bolsas Cassiari.

Estas novedosas bolsas están compuestas de un material cien por cien biocompostable. Su utilización es sencilla, estas bolsas se introducen con la ropa en la lavadora y cuando el lavado alcanza los 60º, el cierre de la bolsa se deshace liberando el contenido, sin dejar residuos ni microplásticos.

El resultado es un lavado seguro, sin riesgos y tan fácil que solo se tiene que retirar la bolsa al termino del proceso de limpieza. "Nuestro compromiso es la sostenibilidad, haciendo un menor uso de materias primas, apostando por productos y procesos respetuosos con el medio ambiente, así como por los recursos locales".