David Beckham, sonriente y bromista se ha mostrado durante la presentación de los nuevos relojes de una firma de la que es embajador.

Madrid,  abr (EFE).- Pese a no cumplir con la puntualidad británica tan característica de su país natal, el exfutbolista inglés David Beckham ha captado todas las miradas en un lujoso hotel de Madrid, no solo por su estética cuidada, sino por también por su estilismo: un traje gris marengo con corbata a juego y pañuelo en el bolsillo izquierdo.

Sonriente y bromista se ha mostrado el exfutbolista esta tarde durante la presentación de los nuevos relojes de la firma Tudor, de la que es embajador.

"España es muy especial para mi y para mi familia"

En los alrededores de la Plaza de España se concentraban multitud de fotógrafos que esperaban la llegada de Beckham, quien lució orgulloso sobre su muñeca derecha uno de los modelos de la nueva colección de la firma.

Además de ser uno de los jugadores de fútbol más admirados de todo el mundo, Beckham se ha convertido en un icono de estilo y muchas firmas cuentan con él como imagen de campaña, e incluso ha sido el diseñador de la colección "David Beckham Bodywear" para H&M.

A pesar de estar retirado del mundo del deporte, Beckham luce en la campaña publicitaria de relojes un cuerpo atlético, lleno de tatuajes, pelo rapado al uno y una barba cuidada, una imagen que dista de la que el británico ha lucido esta tarde en la capital donde se ha dejado ver con un tupé cuidado y una barba más rasurada.

El exjugador en alguna ocasión ha manifestado que no sigue las tendencias y que le gusta vestir de manera informal con camisetas y deportivas. Sin embargo, también sabe cómo adaptar su vestuario a las grandes ocasiones, como se pudo ver durante la boda de los Duques de Sussex, donde fue uno de los caballeros más elegantes con un esmoquin en tonos grises.

Después de su larga trayectoria deportiva, Beckham ha sabido reinventarse y, desde 2015, comenzó a ser partícipe de la industria de la moda al formar parte de la firma Kent & Curwen como copropietario. Un manera de estrechar lazos con su mujer, Victoria Beckham, quien tiene su propia firma de ropa desde hace diez años.

España, recuerdos y emociones

"Estoy muy emocionado de  volver a España" sentencia el ex jugador en referencia a volver a Madrid, lugar en el que el inglés residió durante cuatro años.  Además, confesaba tener "muy buenos recuerdos aquí, jugando para el que es para mí el mejor club de fútbol del mundo", admitía emocionado durante la presentación.

"España es muy especial, no solo para mi sino también para mi familia, uno de mis cuatro hijos nació aquí, y siempre tendremos a España presente".

Y es que, aunque la estancia de Beckham en España fuese breve, el británico la aprovechó hasta el último minuto, yendo a cenar al restaurante "Asador Donostiarra", donde ha compartido una fotografía en Instagram, en la que menciona al Club Real Madrid mediante la frase "te había echado de menos, Madrid".

Así es como Beckham, a tiempo récord, visitó y saboreó la tierra que, durante cuatros años fue su hogar. EFE