EFEMadrid

Doña Pilar de Borbón ha presentado un año más el rastrillo benéfico de Nuevo Futuro, ONG de la que es presidenta de honor, demostrando que a sus 83 años sigue al pie del cañón recaudando fondos para los niños y jóvenes más vulnerables.

Visiblemente recuperada, la infanta Pilar ha reaparecido esta mañana en Madrid con muy buen aspecto, después de que tuviese que ser ingresada en un hospital de Mallorca a finales de verano y tras ser operada de un cáncer de colon el pasado mayo.

"Me encuentro días bien y días peor", ha declarado la hermana mayor del rey Juan Carlos ante los medios de comunicación. Y ha añadido sin perder el sentido del humor: "He perdido kilos, que ha sido una suerte porque me sobraban un montón".

Doña Pilar ha aprovechado esta ocasión para dedicarle unas palabras de felicitación a su sobrina nieta la princesa Leonor, que dio su primer discurso público en la entrega de los Premios Princesa de Asturias, y días después volvió a hacerlo en los Princesa de Girona.

"Una maravilla. Hay que ver qué bien habló catalán y árabe", comentó la infanta, que también resaltó que vio a la joven heredera "muy natural" y espera que siga haciéndolo así de bien.

Doña Pilar, que siempre ha mostrado su compromiso con Nuevo Futuro desde que comenzó a colaborar con la asociación en 1969, ha desatacado que "la generosidad de la gente no tiene límite" y ha animado a que aumente la participación en este evento y se supere el número de visitantes del año pasado.

La presentación del rastrillo ha contado con la presencia de la presidenta de la ONG, Pina Sánchez Errazúriz, y de Cósima Ramírez, que toma este año el relevo de su madre, Ágatha Ruiz de la Prada.

La hija de la diseñadora española recordó también la importancia que tiene este mercadillo para ella, ya que desde pequeña ha acudido siempre que ha podido y espera que sus hijos también lo hagan en un futuro.

El rastrillo benéfico, que abrirá sus puertas el próximo 16 de noviembre en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo, es uno de los actos solidarios más importantes de la asociación Nuevo Futuro que, dedicada a la protección de niños y jóvenes vulnerables, este año celebra su 51 aniversario.

Como es ya habitual, está confirmada la presencia de la reina Sofía, muy asidua en este evento.

Este año, el rastrillo de Nuevo Futuro ha incluido algunas novedades en su programación, como talleres infantiles, de manualidades para los más pequeños, así como clases de cocina para los mayores y talleres de arreglos de flores, entre otras muchas actividades.

Fundado en 1968 para dar acogida a huérfanos desprotegidos, Nuevo Futuro atiende a niños sin un ambiente familiar adecuado, en riesgo de exclusión y con trastornos de conducta en un total de 116 hogares y centros repartidos entre España, Portugal, Colombia, Perú y Santo Tomé y Príncipe.