Ana González/EFEA Coruña

El futuro de la industria de la moda pasa por el diseño en 3D, asegura la diseñadora coruñesa Claudia Pan Vázquez, porque permite ahorrar tiempo y dinero en el proceso de producción de la ropa y además visualizar una prenda finalizada incluso antes de crearla, de un modo realista y con peso y tejidos de distintas calidades, utilizando como modelo virtual un avatar.

Algunas empresas españolas como Inditex ya lo implementan en sus departamentos de patronaje y en países nórdicos y del centro Europa ya se usa desde hace unos años, en marcas como Adidas, explica Pan Vázquez en una entrevista con Efe.

Moda y Tecnología

Tras estudiar Diseño de Moda y Desarrollo en Londres y formar parte de la plantilla de diferentes firmas como Adolfo Domínguez, Bershka o Marwa, esta diseñadora coruñesa trabaja actualmente de modo independiente con proveedores que implementan esta tecnología para marcas de Estados Unidos e Inglaterra.

"Empecé por investigar las posibilidades que tenía la realidad aumentada para el comercio online y, más adelante, me fui especializando más en las partes de diseño y patronaje", cuenta Claudia, que perdió su empleo con la llegada del coronavirus y se ha volcado por completo en sacar partido de su especialización en desarrollo 3D con el programa Clo Virtual Fashion.

Desde su casa, Claudia (A Coruña, 1996) diseña con este programa, en el que "cose" la prenda en un avatar, que es el modelo 3D, de una forma "realista" porque selecciona "el peso y la calidad del tejido", lo que permite ver "exactamente" cómo sienta la ropa en el cuerpo.

Algunas marcas le envían el patrón para que ella construya el diseño y les remita después las fotografías renderizadas de la muestra con "pequeños vídeos de animación", en los que se aprecia cómo puede ser un desfile, con el objetivo de "ver el movimiento de la prenda en el cuerpo".

Visión comercial

Pan Vázquez también ha elaborado sus propias colecciones de moda. "Siempre he tenido una visión bastante comercial de la moda. Me gusta diseñar para la mujer del día a día", detalla esta diseñadora, apasionada por la "ropa cotidiana que siga tendencias y comodidad".

Aunque la suya suele ser moda femenina, destaca las posibilidades del diseño 3D al permitir escoger como avatar tanto a un hombre como a una mujer de todas las edades para hacer pruebas de fitting.

Para Claudia Pan, implementar estas herramientas de forma generalizada en el mundo de la moda es más sostenible, rápido y económico.

En la habitual cadena de suministro, explica, el creador hace un diseño, lo manda al proveedor, que puede estar en cualquier país del mundo, y después esa muestra tiene que volver al departamento correspondiente, donde sufrirá alguna alteración para regresar a las manos del proveedor, un proceso que se realiza varias veces.

Por el contrario, en su campo virtual se prescinde de "tanto movimiento", así como de los desperdicios de muestras no válidas. "Te evitas todo ese proceso de cambios y rectificaciones que llevan tiempo y son costosas en todo lo que es el transporte del viaje entre  diferentes países", asegura.

De este modo, considera que se puede hacer del "fast-fashion" una industria más sostenible, ya que esta se basa en la premisa de producir de forma rápida y trabaja con mucha exportación; con el diseño 3D se puede conseguir esa velocidad sin la "contaminación" del transporte.

Además, confía en que el futuro de la compra online pase por "poder apreciar la prenda", gracias a la realidad aumentada, "sin tenerla físicamente y desde casa".EFE