EFEMadrid

La actriz Zendaya ha vuelto a diseñar junto a Tommy Hilfiger en un desfile donde el glamur de los años 70 y la inclusividad cobraron protagonismo con una fiesta en el histórico teatro Apollo de Nueva York.


Por la noche, al aire libre y con el telón de fondo del Apollo, símbolo de la música negra situado en el barrio de Harlem, Hilfiger presentó su segunda colección en colaboración con Zendaya, de quien surgió tanto la inspiración de las piezas como la idea de celebrar allí el desfile, según reveló el diseñador a Efe en una entrevista.

"Cuando empezamos a diseñar la colección, Zendaya se inspiró en los 70, que yo llevo en el corazón, ya que empecé mi negocio en esa década. Me emocionó mucho la idea. Y parte de la inspiración era el Harlem de los 70, así que se le ocurrió que quizás deberíamos mostrarla en el Apollo", dijo entre bambalinas.


La sala en la que se forjaron leyendas desde Aretha Franklin hasta Billie Holliday fue testigo de una animada fiesta en la que un coro cantó y bailó temas de la época con el que se despidieron Hilfiger y Zendaya juntos y entre aplausos.

"(La respuesta) ha sido muy positiva, y por eso continuamos haciéndolo", reveló el modisto sobre estas iniciativas, con las que organiza súper eventos en diferentes ciudades fuera del calendario de las "Fashion Week" y después pone instantáneamente a la venta en internet y en tienda todo lo que ha tocado la pasarela.


La colección TommyXZendaya recuperó el "glamur de los años 70" con tejidos y formas "ligeramente conocidos, pero modernizados", como el clásico traje de chaqueta y pantalón de campana, los estampados de cuadros, rayas, puntos y animales; y los brillos, el terciopelo y la piel.


Los asistentes siguieron con atención los pasos de modelos que llegaban a la talla 52, en algunos casos con melena cana.
Precisamente Hilfiger destacó que las modelos serían de "múltiples tallas y siluetas", una tendencia que cada vez impera más en el cambiante sector de la moda, ahora dispuesto a reflejar en sus creaciones a la misma sociedad a la que quiere acercarse.


"Simplemente creo que la gente está despertándose más, aceptando más lo que es real, y esto es la realidad", sostuvo Hilfiger horas antes en el "backstage".