EFEMadrid

El conjunto de arquitectura contemporánea Vitra Campus, en la ciudad alemana de Weil am Rhein, acogerá el último proyecto del arquitecto paisajista Piet Oudolf, un “jardín perenne” de 4.000 metros cuadrados sobre la pradera comprendida entre el Vitra Haus y el centro de producción Álvaro Siza.

Paisajismo

 Un proyecto que lejos de ser una obra de arquitectura constará de un extenso jardín, que crecerá de forma paulatina y cuya plantación comenzará este mes de mayo, para dar los primeros resultados pasados unos meses, en los que los visitantes podrán disfrutar de los primeros florecimientos de la composición artística que tiene a la naturaleza como principal protagonista.

 “No se trata de pintar un cuadro y colgarlo en la pared. Es pintarlo, dejarlo crecer y decaer”, explica el holandés sobre sus composiciones.

 Piet Oudolf, autor de jardines públicos de diferentes partes del mundo como el “High” Line” de Nueva York o la Bienal de Venecia, es considerado como uno de los precursores en introducir el uso de plantas perennes. "Para mi, las plantas son como actores que puedo utilizar y organizar de acuerdo con su aspecto y su comportamiento”, apostilla Oudolf.

 Sus composiciones, mantienen la estética de paisajes indómitos y salvajes como hilo conductor, tras las que se esconde una meticulosa planificación y mantenimiento para poder lograr el concepto de “lo salvaje” en sus resultados. Una estética que el paisajista obtiene a través de creaciones equilibradas en las que alterna plantas de diferentes ciclos vitales y periodos de floración.

 Así es como crea conjuntos de planta a los que denomina “comunidades”, y mediante las cuales sus composiciones mantienen belleza tanto en los meses más cálidos como en los más fríos a través de una exhaustiva búsqueda de plantas adecuadas de ciclos alternos.

 “El jardín de Piet Oudolf le da una nueva dimensión al Vitra Campus y ofrece a los visitantes una experiencia distinta; una experiencia que, además, cambia continuamente” explica Rolf Fehlbaum, presidente emérito de Vitra.

 La incorporación del jardín de Oudolf, complementa a las primeras intervenciones paisajísticas del Vitra Campus, creadas por los proyectos de Álvaro Soler y Günther Vogt, para conectar las zonas norte y sur del Campus. Oudolf, por su parte, empleará alrededor de 30.000 plantas para realizar el marco del jardín, que “completará los edificios y abrirá nuevas perspectivas”, según ha contado el holandés.

 Según señalan desde Vitra Haus, el objetivo del jardín es “dirigir la atención de los visitantes desde los edificios hacia el suelo” para así generar un “sugestivo estado de desorientación”. Los paseantes, caminarán entre senderos sinuosos buscando “en vano” una geometría estricta con un punto focal claro.

 “Quiero que la gente se pierda en el jardín en lugar de pasear por el”, dice el holandés sobre su obra, cuyos primeros resultados, si las condiciones climatológicas son propicias, deberían empezar a verse en septiembre. EFE