Laura Bautista | EFEMaspalomas (Gran Canaria)

La pasarela de moda de baño Moda Cálida ha vuelto a los iconos de los noventa de la mano de Guillermina Baeza, que ha reinventado las prendas clave de la firma en un año de celebración, cuando se cumplen cuatro décadas de esta empresa rompedora del mundo de la moda de baño.

La colección se ha presentado en Maspalomas (Gran Canaria) con un fondo de revelado de toda una gama de diseños clave en el recorrido de la firma en España, que en los setenta sacudió las playas y piscinas con una apuesta por el baño como moda y no como complemento.

Rosas y turquesas metalizados, sobre prendas de lino, volantes, transparencias, naranjas y ocres ha recreado la época de oro de la diseñadora nacida en Marruecos, con un aire retro en formas geométricas, hebillas y lazadas.

El aire de los noventa ha impregnado la pasarela, que se ha dejado enamorar por el 'look' clásico que hizo famosa a la firma en Barcelona con estampados emblemáticos y una apuesta por el bañador y el tiro alto para ellas.

El juego de texturas y metálicos dejaron paso al contraste icónico de la elegancia en blanco y negro, con guiños modernos en las formas, y una pureza clásica en la simetría entre colores sólidos.

La elegancia del blanco y los platas llegaron en el ecuador del desfile, en un juego a favor de las lazadas para crear siluetas favorecedoras y negros impactantes.

No han estado solas las modelos en el desfile de Guillermina Baeza, que ha acompañado los diseños adultos con modelos infantiles, con una combinación de comodidad y tendencia para el verano de 2020.

Gran Canaria ha sido una de las primeras paradas de la firma y uno de los desfiles más esperados de la jornada, que como ha explicado la directora creativa, Belén Guillermina, en 2020 cumple “40 años de trayectoria en el mundo de la moda”, dentro de los cuales la década de los noventa fue “mágica” para sus diseños.

Guillermina Baeza "rompió la moda de baño" y "lanzó que el bañador era prenda de moda" y, en esta colección, ha querido homenajear esos modelos icónicos de la marca "desarrollándolos y actualizándolos" para la mujer de 2020, ha detallado.

Belén Guillermina y la firma estrenan "un año lleno de celebraciones" con esta colección, que ha dado sus primeros pasos en la pasarela grancanaria y a la que le "quede mucho por recorrer".

La firma ha sabido "mantener la frescura" con el color y las texturas con una combinación "entre elegancia, comodidad y calidad" que es sello de la firma, ha celebrado la directora creativa.

Calentaron la tarima antes de Guillermina Baeza los cálidos diseños de All That She Loves con tonos que avanzaron por la pasarela de Moda Cálida del amarillo limón, al rosa, verdes, celestes, hasta tomar un ritmo de añiles, blancos y negros llenos de fuerza.

Las prendas únicas del 'tie dye' de la diseñadora Clara Steve acercaron las tardes relajadas del Mediterráneo con formas clásicas y más atrevidas, que acercaron a los amantes de la moda a la magia de la Costa Brava.

Como ha explicado la diseñadora, esta colección "es la esencia", que sigue el concepto de tintura en prenda con un producto que es sello de la marca catalana.

La inspiración en los tonos de la Costa Brava, propone dejarse llevar por las tendencias con "el bañador como pieza clave en el baño actual" y formas y volúmenes que beben de diferentes referentes, ha detallado.

Tiros altos, tejidos vaporosos, espaldas de vértigo, copas y aberturas llamativas han presentado a la diseñadora de la costa de Gerona en Moda Cálida, con tintes energéticos que son sello de esta consolidada profesional del baño.

También han desfilado por la pasarela en la segunda jornada de Gran Canaria Moda Cálida las firmas Gottex como apertura de la tarde, Diazar, Ory, Laut Apparel, Carlos San Juan, Livia, y el cierre ha corrido a cargo de los diseños masculinos de Holas Beachwear y el broche de Maldito Sweet.

La propuesta de la grancanaria Nicole Mentado despidió la pasarela isleña hasta este sábado, cuando las tendencias infantiles heredarán la tarima y se darán cita grandes marcas como Agatha Ruiz de la Prada, Dolorés Cortes y los consagrados canarios Arcadio Domínguez y Aurelia Gil, entre otros. EFE