EFEMadrid

Zac Posen, el diseñador por excelencia de la alfombra roja, ha echado el cierre a su firma, House of Z. Un anuncio inesperado que supone el fin de una era vistiendo con glamur a las celebridades como Beyoncé, Miley Cyrus, Cameron Díaz o a la princesa Eugenia de York en su boda.

"Quiero expresar mi agradecimiento a nuestro extraordinario equipo y a todos aquellos que nos han apoyado a mí y a la marca", escribió el diseñador (Nueva York, 1980) en un emotivo mensaje en su cuenta de Instagram, acompañado de una imagen junto a su equipo.

Zac Posen está considerado un prodigio de la moda en Nueva York, por su temprano ascenso y éxito en esta industria tan competitiva y cambiante.

Pasarelas favoritas

Formado en los prestigiosos centros de Parson School of Design y en el Central Saint Martins, a los 20 años consiguió vestir a la modelo Naomi Campell y un año después lanzó su marca, lo que le supuso el comienzo de una fulgurante carrera.

La gala de los premios Óscar y los Globos de Oro eran una de las pasarelas favoritas de Posen y Gleen Close, Uma Thruman, Naomi Watts y Sofía Vergara confiaron en sus diseños para un momento tan importante.

Como EL impresionante vestido de tul rojo burdeos que lució Miley Cyrus en enero de 2018 en la gala de los Grammy, o el traje verde esmeralda que llevó Reese Witherspoon a los Premios del Sindicato de Actores de ese mismo año.

Entre la exclusiva lista de celebridades a las que ha vestido están reconocidos rostros de la industria de la música y del cine, y en cada una de las ocasiones que las estrellas han lucido algunas de sus creaciones acapararon todas las miradas en las alfombras rojas.

Posen las convertía en verdaderas princesas de cuento. La actriz Claire Danes acudió a la gala MET de 2016 con un vestido palabra de honor y una falda voluminosa- que recordaba a Cenicienta-, y cuando se apagaban las luces el traje se iluminaba en la oscuridad.

Uno de sus últimos proyectos que más atrajo al ojo mediático fue diseñar el segundo vestido de novia de la princesa Eugenia de York. Un maravilloso traje en color nude con una larga capa, digno de una verdadera princesa.

Nunca ha tenido problemas a la hora de vestir a todo tipo de mujeres, independientemente de su talla. Algo que demostró vistiendo a la modelo de tallas grandes Ashley Graham en la última entrega de los Oscar.

"La belleza de la vida es que la gente viene en diferentes formas, colores y tamaños y mi trabajo es celebrar eso", dijo Posen en una entrevista con EFE.

Aunque su firma insignia haya echado el cierre, el diseñador seguirá entre costuras, ya que recientemente firmó una colaboración con Pronovias por tres años con "Zac Posen for White Ones". Así pues, por el momento, seguirá deleitando con sus creaciones pero en la moda nupcial.EFE