EFEMadrid

La duquesa de Cambridge, Kate Middelton, que se encuentra de viaje oficial en Pakistán junto a su marido Guillermo, ha acaparado todas las miradas por los estilismos que ha lucido y que homenajean a la cultura del país asiático con guiños diplomáticos.

A su llegada a la Base de las Fuerzas Armadas de Base Nur Kham, la duquesa de Cambridge, descendió del avión y deslumbró con un "shalwar kameez", el atuendo típico, conformado por un pantalón y una túnica en azul cielo degradado que combinaba con unos tacones de salón en color nude y una cartera de mano.

Un atuendo que estaba firmado por Catherine Walker, una de las diseñadoras favoritas de Kate Middleton y que ha sido muy comentado por la similitud al traje que lució Diana de Gales en 1996 en un viaje también a Pakistán.

En su segundo día, los duques de Cambridge han sorprendido con su visita a una escuela local, y para esta ocasión Middleton ha vuelto a apostar por una vestimenta tradicional, y que además llevaba la firma de una diseñadora local, Maheen Khan.

Con una túnica de seda azul cerúleo y acompañada de un chal que caía desde su hombro hasta las piernas junto a unos pantalones rectos en el mismo tono y unos zapatos planos, la esposa del príncipe Guillermo visitó a los niños para interesarse por el programa de estudios llevado a cabo en las escuela en Islamabad.

Tras este encuentro, Kate y Guillermo han continuado con su agenda oficial en la que han tenido un encuentro con el presidente de Pakistán, Arif Alvi.

Y para esta nueva cita, la duquesa de Cambridge ha confiado una vez más en Catherine Walker con un abrigo abotonado en color verde y en Maheen Khan con un pantalón blanco y que recuerda al que lució la Princesa de Gales en una visita a Francia en 1992.

El "look" lo ha complementado con un pañuelo estampado sobre el hombro en tonos verdes y dorados y unos salones en un tono más oscuro que hacían juego con su cartera de mano.

Con estas tres primeras apariciones públicas, Kate Middelton ha demostrado que su maleta está llena de guiños a la cultura pakistaní y augura que en los días venideros de su visita volverá a acaparar todas las miradas por su vestimenta.