EFEMadrid

La VIII Bienal Internacional de Arte Textil reúne en Madrid una muestra de "fiber art", una reflexión sobre la sostenibilidad y las ciudades a través del textil, y que cuenta con 135 obras expuestas principalmente en el Centro de Arte Complutense, el Museo del Traje, el Jardín Botánico Alfonso XIII y el Centro Cultural Galileo.

"El arte tiene la capacidad de llegar al corazón, y a través de este proyecto se puede concienciar del movimiento de sostenibilidad", resalta Amalia Campos, directora de marketing de la muestra.

Papel, plástico, latas, cables, fibras y otros materiales reciclados y económicos transforman en obras de arte tapices, vestidos o esculturas que tienen como hilo conductor las ciudades sostenibles.

Destacan entre las 135 composiciones, las de artistas como la colombiana Ceci Arango con su proyecto "basurORO", basado en que los desperdicios son el nuevo oro en la actualidad por la facilidad con la que se les puede buscar una segunda vida y cuyo trabajo se puede visitar en el Centro de Arte Complutense.

La problemática social

"En la Bienal siempre se ha planteado la inclusión social", destaca Laura Ferrando, vicepresidenta de la muestra.

La ciudad sostenible es también todo lo que la rodea, la pobreza, la desintegración social y la injusticia, unas problemáticas que se ponen de manifiesto en algunas de las obras expuestas, como unas mantas que reflexionan sobre la vida de las personas sin techo.

Por otro lado, se exhibe igualmente una cara más positiva con una obra colectiva que representa una red neuronal firmada por el colectivo Tejiendo Colmenarejo, un grupo que reúne a personas de distintas edades y nacionalidades que cosen y tejen potenciando la integración y el trabajo colaborativo.

En esta edición, la Bienal cuenta con una amplia programación con talleres impartidos por artistas, conferencias sobre el textil en el arte, encuentros con creadores y exposiciones paralelas en distintos espacios como la Casa do Brasil, Casa de México, la Fundación Antonio Berni, el Instituto Iberoamericano de Finlandia, Cesta República, Dimad y el Museo de Artes Decorativas.

Y en el que además Argentina se convierte en el país invitado de la cita artística aportando tres piezas: ponchos, frazadas (mantas) y piezas de vídeoarte.

La muestra, que convierte a Madrid en la capital del arte textil del 17 de septiembre al 3 de noviembre, también contará con piezas de pequeño y gran formato como la fotografía.

 Bienal Internacional de Arte Textil es una organización que fue creada en 1997 y tiene su sede en Miami (EE.UU), un proyecto que ya ha viajado por siete países, desde México hasta Uruguay, promoviendo siempre el arte textil contemporáneo.EFE