Ana López Vazque/EFEMadrid

Frente a las típicas canciones románticas para ensalzar el amor en San Valentín, el 14 de febrero es un día que no todos quieren celebrar; la banda sonora del despecho y el desamor sube en las listas de reproducciones, de las rancheras al pop actual.

Desde letras desgarradas a bailables notas de desdén hacia el amor perdido sirven para recuperar la autoestima y la independencia.

Desde las clásicas rancheras de Paquita del Barrio hasta el pop más actual de la mano de Ana Guerra o P!nk. Nueve canciones de diferentes artistas en los que se desprecia al amado, se reniega del amor e incluso alguno se "caga" en él:

1. "Rata de dos patas" de Paquita del Barrio

El español tiene la ventaja de tener una amplia variedad de palabras para insultar que enriquece el idioma y Paquita del Barrio tenía claro que al cantar "Rata de dos patas" iba a utilizar todos los calificativos que se podían encontrar en el diccionario de la Real Academia.

"Rata inmunda, Animal rastrero, Escoria de la vida, Adefesio mal hecho. Infrahumano, Espectro del infierno, Maldita sabandija, Cuánto daño me has hecho", unas palabras que despellejan al amado traicionero.

2. "No me importa nada" de Luz Casal

Más suave, y delicado suena el "Tu juegas a quererme, yo juego a que te creas que te quiero (..) Y no me importa nada, Tu juegas a engañarme, yo juego a que te creas que te creo, Escucho tus bobadas, Acerca del amor y del deseo", así canta Luz Casal en "No me importa nada".

Una canción que deja claro que no le importa nada de lo que ocurre en la relación, lejos del drama asume la naturaleza de su unión y hace una declaración de independencia y feminismo.

3. "Me cago en el amor" de Tonino Cartone

Que el desamor y las rupturas duelen es un hecho, y Tonino Carotone lo deja muy claro cantando alto y claro "Me cago en el amor", oda que recuerda lo difícil que es el amor y lo incierto del futuro.

Y además se pregunta lo que seguramente muchos otros corazones solitarios se cuestionan después de una ruptura: "¿por qué voy a creer yo en el amor si me traiciona y me abandona cuando mejor estoy?".

4. "Ojalá que te mueras" de Pesado

Las rupturas son muy duras y en vez de regocijarse en la tristeza, la banda Pesado prefiere cortar por lo sano y desearle la muerte a su antigua amada.

"Ojalá que te mueras (..) que se cierren las puertas del cielo y que todos te humillen, que se llene tu alma de penas", unas duras palabras que se suavizan con la alegre melodía y festiva a la que acompaña.

5."So what" de P!nk

La artista norteamericana P!nk convirtió la separación de su marido en todo un éxito musical. Sin dramas ni lamentos, en "So what" P!nk demuestra que está disfrutando de la vida de soltera de la forma más cañera y divertida posible- incluso incluyó a su exmarido en el videoclip-.

"And I don't need you, And guess what, I'm having more fun" ("Y no te necesito, y adivina qué, me estoy divirtiendo más"), sentencia en su canción.

6. "Y por todo eso" de María Jiménez

La gran María Jiménez es conocida por sus canciones liberales y en cuestiones de desamor es muy tajante, por ello su última voluntad antes de morirse es vengarse de su expareja en "Y por todo eso": "Aunque sea lo último que haga... no quiero irme de este mundo sin escupirte a la cara".

7. "Ese hombre" de Rocío Jurado

"Es un gran necio, un estúpido engreído, egoísta y caprichoso, un payaso vanidoso, inconsciente y presumido, falso, enano, rencoroso, que no tiene corazón", cantaba Rocío Jurado en "Ese Hombre", al que también calificaba como "inseguro de sí mismo, soportable como amigo, insufrible como amor".

8. "Que te den" de Amparanoia

Si Cartone y Pesado eran muy explícitos para olvidarse del amor, la banda Amparanoia se despide rotundamente con un "que te den por ahí".

La letra cuenta que un año y medio después de cortar su relación, ya se ha olvidado de él y que sigue adelante sin ningún problema: "Adiós mi corazón, que te den, que te den por ahí, que no me supiste dar, ni un poquito lo que te di a ti, que te den".

9. "Ni la hora" de Ana Guerra y Juan Magan

"Hola, mira que bien me va sola, Nadie a mi me controla. Y aunque me lo pidas ya no te doy ni la hora", canta la extriunfita Ana Guerra en "Ni la hora". Una muestra de que no necesita a nadie aunque Juan Magan le insista en que "la soltería pasará de moda".

Y es que como decía Chavela Vargas: "Nadie muere de amor, ni por falta ni por sobra". EFE