Carmen Martín/EFEMadrid

Por tercera vez, la reina Letizia versiona un mantón de Manila, una pieza muy española y lo convierte en una prenda para utilizar en el día a día.

Este miércoles, los Reyes han presidido en el Palacio Real de Aranjuez de Madrid con los patronos del Instituto Cervantes y embajadores iberoamericanos, un almuerzo tras la reunión anual del Patronato del Instituto.

Para esta mañana de otoño soleada, doña Letizia ha lucido un conjunto de manga larga confeccionado a partir de un mantón de Manila verde agua con flores bordados en tono marfil y efecto nacarado.

Un diseño, ideado por Juan Duyos, que consistente en una camisa de satén con manga larga y falda lápiz de talle alto elaborado con el mantón detallado en mangas y cuello. Completó el "look" con zapatos de salón y cartera de mano en tonos beige.

Este es el tercer diseño que la reina Letizia versiona a partir de esta prenda con sabor español. La primera vez fue un diseño de Lorenzo Caprile; una falda larga con cola de color negro y flores blancas bordadas, que estrenó en 2004 durante su visita a Nueva York, y que después ha reutilizado en varias cenas de gala.

La segunda, optó por convertir un mantón, complemento que llegó a España en el siglo XVIII a bordo de los barcos que llegaban de Filipinas, fue para la recepción de la Almudaina en Palma de Mallorca en el verano de 2017.

Un modelo también diseñado por Juan Duyos, que consistía en un vestidos de seda natural, color beige con bordados de flores rojas, blancas, azules, malvas y hojas en distintos verdes, un diseño sin mangas y largo a la rodilla muy favorecedor.

A doña Letizia le gusta usar mantones de Manila, al igual que hicieron otras reinas de España como la esposa de Alfonso XIII la inglesa Victoria Eugenia, que presumía de ser muy española con mantilla y mantón.

Y la reina Sofía ha hecho uso de ellos en muchas cenas de gala, por ejemplo durante la visita de los Reyes a Japón en 2008. EFE