EFEMadrid

Actualmente la industria de la moda no se puede entender sin la sostenibilidad, algo que ha cambiado la forma de producir de la ropa de grandes y pequeñas firmas. Y la transparencia es una pieza clave para que las marcas sean cien por cien sostenibles.Con motivo de la "Sustainable Fashion Week Madrid", ha tenido lugar en Madrid una conferencia titulada "¿Hacia dónde vamos?", donde se ha debatido sobre cuestiones como las claves para la sostenibilidad de las marcas, los errores que se cometen y el futuro de la moda.

Coherencia en las marcas

"Si no eres transparente nunca sabes hasta qué punto eres sostenible. La marca tiene que ser coherente", explica Inma Peñate, consultora de moda sostenible en Fashion & Green. Además, relata que en ocasiones los empresarios son reacios a compartir determinadas informaciones y "no debe de ser así".Algo en lo que también concuerda Nuria Neira, consultora de marketing y comunicación de firmas de moda y cosmética sostenibles,  quien enfatiza que "la sostenibilidad está muy bien pero hay que demostrarla, hay que probarla".

Transparencia y trazabilidad van de la mano, es importante conocer no solo cómo se fabrica ese producto, en qué lugar, sino también su origen, que sea cien por cien veraz a la realidad que se defiende y es necesario una sinceridad con el proveedor que aporta ese materia prima, ya que luego se transformará en un producto final.Peñate relataba además un caso que circula por las redes sociales de una empresa sostenible que envió a algunas "influencers" sus productos con un embalaje que presumía de ser ecológico pero que luego a los clientes no les llegaba de la misma forma, y que también esta misma marca comercializaba algunos de sus productos por AliExpress.

Un claro ejemplo de la importancia de la honestidad y transparencia que deben de tener las firmas una vez que se comprometen a ser sostenibles.

Y para ese paso o trance a ser sostenible, son varias las empresas que ayudan a las marcas a conseguir sus objetivos. Como es el caso de la Asociación Española Multisectorial de Microempresas (AEMME) o Sannas.

Esta última es una asociación que busca ofrecer un balance económico, ambiental y social a través de una herramienta que han desarrollado y que ayuda a las empresas a mejorar y a autoevaluarse y concienciar del impacto de su actividad, según relata Daniela Pavlova, gerente de Sannas.


  Cada vez son más las nuevas firmas que son exclusivamente sostenibles o las grandes que crean colecciones cápsulas y que dan peso a la importancia que está teniendo en la industria esta nueva forma de producir.

"Es el presente, una marca emergente debe de ser sostenible", apunta Neira, quien asegura que una empresa debe de ser coherente en cuanto a su negocio y debe de asesorarse.         


Otro de los aspectos clave que están surgiendo en la sostenibilidad es el ciclo de vida de un producto, el final ya no es solo hasta que se deshace el cliente de él, sino cómo buscarle una segunda vida o continuidad.Según apunta Peñate, muchas marcas están ya planteando sistemas de economía circular, de circuito cerrado de recoger prendas para introducirlos de nuevo en la cadena de producción. Una iniciativa por la que grandes firmas como Inditex y H&M ya están apostando.

  La moda es un sector muy contaminante- es el segundo del mundo según la ONU- teniendo en cuenta su ciclo de producción y de vida, y como dijo Paloma G. López, directora de la "Sustainable Fashion Week Madrid", al comienzo de la charla: "Fuimos parte del problema hoy parte de la solución".EFE