María Muñoz/EFEMadrid

Los estilismos de sus apariciones públicas eran estudiados y, en la mayor parte de las veces alabados. Tanto que, sin pretenderlo, se convirtió en un icono de moda en los años noventa. Lo que no sabía Lady Di es que, treinta años después, seguiría dictando normas de estilo a “influencers” que hoy replican sus “looks”.

 Las casualidades en el mundo de la moda rara vez existen. Es por eso que el hecho de que las calles y las famosas saquen de sus armarios conjuntos que se asemejan a los lucidos por Diana Spencer en cada pequeño detalle, pone de manifiesto que su reinado de estilo, lejos de durar 17 años, sigue imperando hoy en día.

 Más allá de algunos conjuntos emblemáticos, como el “vestido de la venganza” que firmaba la griega Christina Stambolian y que en color negro y con los hombros al aire desafiaba los códigos del protocolo, además de simbolizar el luto de su matrimonio con Carlos de Inglaterra, los estilismos informales son ahora los que cobran protagonismo.

 Concretamente, aquel compuesto por un suéter blanco estampado de la Fundación Británica del Pulmón, que Diana lució con una blazer “oversize” de hombreras, pantalón vaquero recto, botas de caña alta y una gorra azul marino en el club de polo en mayo de 1986, vistiendo, sin ser consciente, el estilo “athleisure”-deportivo para el día a día- tan de moda en la actualidad.

 Tamara Falcó (@tamarfalco), la modelo Marta Ortiz (@martaortizp) o la “influencer” y editora de moda Camille Charriere (@camillecharriere) han replicado este estilismo de aire casual, que también fue lucido por la modelo Hailey Baldwin en una editorial de la revista Vogue París, bajo la dirección estilística de Virginie Benarroch, además de inspirar varios estilismos de la colección primavera-verano 2021 de Celine.

 Que Diana Spencer fue una adelantada a su estilo es hoy más que nunca una realidad latente, que sustentada sobre el legado fotográfico de sus “looks” y la reciente octava temporada de “The Crown”

Otro de los “looks” casual más imitados de la princesa de Gales es el capturado por los paparazzi mientras paseaba en plenos años noventa, demostrando que, aunque la etiqueta exigiese estilismos afines al protocolo, fuera de ella hacía de los vaqueros su prenda estrella, como en este look compuesto por camiseta básica blanca, vaquero claro y americana larga en azul marino.

 La princesa de Gales sabía que menos es más, y que lucir este conjunto con cinturón oscuro y pantalones remangados era un estilismo todoterreno e infalible. Por eso mismo, no es de extrañar que la modelo Emily Ratajkowski (@emrata) lo clonase casi de forma exacta, al sustituir la básica de cuello redondo por un jersey de cuello alto.

 La “influencer” María Valdés (@mariavaldes) y la prescriptora de estilo Chloé Helen Miles (@chloehelenmiles) también se han apuntado a este combo favorecedor atemporal, a medio camino entre lo clásico y lo casual y, como muchos de los estilismos que la princesa lucía fuera de grandes eventos, acertados para el día a día.

 Tanto en grandes y sofisticadas ceremonias como sobre las calles o, incluso, en las pistas de esquí y ataviada para resistir los fríos temporales, Diana sigue siendo un icono, como así lo prueban algunas de sus fotografías esquiando en Austria durante el invierno de 1994.

 Como si de una prescriptora de estilo actual se tratara, Diana de Gales escogía, de entre todos los tipos de abrigos posibles para la nieve, un plumífero XL en color rojo de cuello alto, y lo hacía casi veinte años antes de la fiebre por los “puffer”, inspirando con este look a la modelo Kendall Jenner (@kendalljenner) del clan Kardashian y también a la modelo Gigi Hadid, que se decanta por una versión hasta los pies de este tipo de abrigo.

 Más allá de las propias prendas en sí, también es importante la forma de llevarlas, y la característica forma de Lady Di de anudar de forma desenfadada los jerséis sobre sus hombros también sentó cátedra de estilo. De una forma milimétricamente idéntica lo hacen ahora Sofía Coelho (@sofiamcoelho) y Alba Hervás (@hralba).

 Y es que los jerséis fueron una de las prendas más icónicas de la princesa, y prueba de la influencia que sigue teniendo hoy en día es el jersey rojo con estampado de ovejas que lució en 1980 y que ha sido reeditado por Rowing Blazers. Un jersey del que Zara también lanzó una versión “low cost” variando algunos detalles y que, en cuestión de días, colgó la etiqueta de agotado.

 Que Diana Spencer fue una adelantada a su estilo es hoy más que nunca una realidad latente, que sustentada sobre el legado fotográfico de sus “looks” y la reciente octava temporada de “The Crown”, se acerca a prescriptoras de moda del momento para inmortalizar un reinado estilístico imperecedero.