EFEMadrid

Si Marilyn Monroe contaba que dormía desnuda, solo con unas gotas de su perfume favorito, el mítico Chanel número 5, a Lady Di le gustaba utilizar el aceite "Revive Evening" para superar la timidez y "reforzar la autoestima" antes de acudir a un evento.

Han pasado casi 23 años de su trágica muerte y se sigue hablando de Lady Di, ahora cuando está a punto de publicarse el libro "Meghan y Harry, en libertad", la prestigiosa firma inglesa Aromatherapy Associates descubre el aroma favorito de la princesa del pueblo, Diana de Gales.

Una formula aromática en la que destaca el geranio, el sándalo, el pachuli y el Ylang Ylang, "aromas perfectos para reforzar la autoestima y dar un empujón de energía", explican desde la firma Aromatherapy Associates.

Lady Di marcó tendencia, creó un estilo, entre la inocencia y el glamur, que aún hoy inspira a estilistas y diseñadores. Es todo un icono y no solo en cuestión de ropa, sus armas estilísticas y sus secretos de belleza también interesan.

Siempre con el cabello corto y rubio y un maquillaje discreto, Diana de Gales, a quien le gustaba potenciar su mirada con lápiz azul, prefería el aroma de los aceites esenciales a los perfumes, sobre todo en verano.

Protagonista de múltiples viajes oficiales, eventos solidarios, fiestas, entregas de premios y grandes discursos, a Lady Di también se le recuerda por su empatía, así como por su gran timidez, algo que en un principio no parecía propio de ella, pero que le abrumaba.

Una de sus herramientas "para vencer esa timidez e inseguridad era su perfume, un aceite esencial para baño y ducha", dice la firma Aromatherapy Associates.

Este aceite corporal resulta perfecto para reforzar la autoestima y dar un empujón de energía. "Tiene el don de mejorar la sociabilidad", dicen desde la firma cosmética.

Conocida por su timidez, encontró en esta fragancia un impulso para sentirse más segura en las citas importantes. Narices de prestigio como Alberto Morillas -creador de perfumes tan famosos como "CK One", "Acqua de Giò" o "212 de Carolina Herrera"- o Emilio Valeros, perfumista de Loewe durante los últimos 30 años, han dicho en distintas ocasiones que "el perfume mejora el estado de ánimo y refuerza la confianza, además de ser un sello personal".

 Diana de Gales, antes de salir de palacio, aplicaba dos gotas en las muñecas, detrás del oído y en las clavículas, zonas donde los perfumistas aconsejan aplicarlo. EFE