Ana López Vázquez/EFEMadrid

Siguiendo la estética barroca tan característica de los cuadros de Rubens- protagonizados por mujeres con curvas- Dolce & Gabbana ha lanzado una nueva campaña en donde ensalza la figura de la mujer y el hombre y apuesta por lo inclusivo con modelos de todas las tallas.

"Una composición grandiosa, inspirada en las pinturas de Rubens, que entrelaza la belleza femenina mientras crea momentos, a través del juego de la luz y los detalles anecdóticos", describe la firma en una de las imágenes de la campaña, donde se centra en la belleza femenina a través del color, el movimiento y el dinamismo.

Mujeres semidesnudas, en vestidos dorados y de satén, con detalles de flores y bordados son inmortalizadas en una campaña que cuida hasta el más mínimo detalle con una puesta en escena cargada de rosas, frutas, diademas y pendientes de perlas y bolsos de la firma, que se funden en una misma imagen.

Las modelos posan en todo su esplendor, como si fuesen las musas del pintor, sobre telas y cojines o mientras se admiran en un espejo.

Además, destaca también la presencia de hombres que lucen capas rojas y se asemejan a los dioses griegos, y que transportan a un contexto mitológico.

 Con esta nueva campaña, se ensalza así la sensualidad y el poder femenino de manera igualitaria. No es la primera vez que la casa italiana apuesta por las tallas grandes, ya que a mediados del año pasado se convirtió en la primera firma de lujo en ampliar su catálogo de tallaje hasta la 53.

De hecho, en los desfiles de la última temporada de Dolce & Gabbana ya se han podido ver a modelos curvy como Ashley Graham paseándose por sus pasarelas con prendas que enviaban un mensaje de clara inclusión. Un mensaje que también defienden otras marcas como Michael Kors o Jean Paul Gaultier.