EFEMadrid

El análisis sobre la noche de los Óscar y los protagonistas de la ceremonia sigue aún días después. Si ellas, sus vestidos, peinados y maquillaje acapararon la atención durante las primeras horas, ahora le toca el turno a los caballeros.

Antonio Banderas, Leonardo DiCaprio, Joaquín Phoenix, Adam Driver y Jonathan Pryce eran los cinco nominados a mejor actor protagonista. Cinco hombres que pertenecen a cuatro décadas distintas a los que el Dr. Vila-Rovira, especialista en cirugía y medicina estética, del instituto del mismo nombre, analiza su rostro y dictamina mejoras a su imagen.

Ellos también necesitan tratamientos

Vila-Rovira asegura que cada época de la vida necesita unos tratamientos de belleza determinados, "también para ellos".

Leonardo DiCaprio es uno de los actores más aclamados, además de por su talento interpretativo por sus valores sociales, y por su físico.

Sin embargo, el paso del tiempo comienza a hacer mella en el actor, de 45 años, protagonista de ‘Érase una vez en… Hollywood’, a quien le "beneficiaría" una blefaroplastia para "reducir las bolsas y el exceso de piel" de ambos párpados y así "resaltar" su mirada, comenta el doctor.

Antonio Banderas, a sus 59 años, está a punto de cambiar de década. Aunque no parezca a simple vista la edad que tiene, Vila-Rovira apuesta por un "poco" de relleno con ácido hialurónico para recuperar el volumen de los pómulos que ha perdido con el paso del tiempo y que hace que se le marque más el surco nasoyugal.

El doctor recomienda también un tratamiento de "redensificación de la piel" con ácido hialurónico para mejorar su calidad y hacer frente a las pequeñas arrugas.

El ganador del Óscar por "Joker", Joaquín Phoenix, con 45 años, le "vendría bien un tratamiento de resurfacing suave", con un láser pixel ablativo para renovar y mejorar la calidad de su piel.

El resurfacing es un método de rejuvenecimiento facial que consiste en eliminar con láser las capas más superficiales de la piel para combatir manchas y arrugas.

El más joven del quinteto, Adam Driver, de 36 años, protagonista de "Historia de un matrimonio" mejoraría su piel, según Vila-Rovira con peeling químico suave para dar mayor luminosidad e hidratación.

El peeling químico consiste en aplicar sobre la piel una solución química para eliminar determinadas imperfecciones de la capa superficial como manchas, cicatrices y pequeñas arrugas.

En el polo opuesto de madurez, Jonathan Pryce, que a sus 72 años ha sido nominado por su interpretación en ‘Los dos Papas’, es el actor de mayor edad entre los cinco nominados.

"Lo más adecuado para él es un tratamiento láser de fotorejuvenecimiento con luz pulsada" que elimina manchas y unifica el tono de la piel. EFE