EFEMadrid

La asociación sin ánimo de lucro Teta&Teta ha diseñado el sujetador "Lola", de una sola copa, para mujeres que empiezan una nueva vida con un solo pecho, que no quieren llevar prótesis ni dentro ni fuera de su cuerpo, que prefiere "sacar pecho y cicatriz" y, por su puesto, desean poner freno a los prejuicios.

"En España, 14.080 mujeres empiezan una nueva vida con una sola teta", ha explicado este viernes a Efe María Rufilanchas, creadora de Teta&Teta, quien reconoce que este sostén es un gran paso, para mujeres que quieren "sacar pecho y mostrar su cicatriz", pero no es "suficiente".

Sobre todo si se tienen en cuenta los datos de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (Secpre) que señalan que, de las 16.000 mastectomías que se hacen al año en España, solo 4.800 mujeres se reconstruyen el pecho y, de ellas, 1.920 de manera inmediata; de ahí, "la importancia de un sujetador 'uniteta'", explica.

Acaba de salir al mercado, pero "Lola", por el momento, no es perfecto, "no sujeta bien una teta muy grande, tiene costuras en los pezones y su coste es de 75 euros, precio que no está al alcance de todas", explica Rufilanchas, quien considera que esta prenda, por ahora, es "imperfecta e insuficiente", razones por las que esta publicista ha retado a las grandes marcas de ropa interior a que hagan su versión.

"Un reto que ya ha sido aceptado por las firma Oysho y por Mango", avanza con orgullo esta publicista que reconoce que es necesario que las grandes firmas de ropa interior se involucren, que "lo perfeccionen, reduzcan el precio y lo incluyan en sus escaparates, y en sus campañas". "Que en sus tiendas, quepamos todas".

Teta es sinónimo de mujer, "es libertad femenina", añade esta creativa que recuerda que hasta ahora, para las mujeres mastectomizadas solo existía "el sujetador con dos copas, en la que en una de las copas se incluía un bolsillo interior para introducir la prótesis o la reconstrucción mamaria".

"Lola" es más que un sujetador, es una llamada de atención a la presión médica y social, reivindica la libertad de vivir plana tras una mastectomía, "abre un nuevo camino y un debate: la no reconstrucción y visibiliza a las mujeres 'uniteta', además de ayudar a normalizar sus cuerpos".

Esta prenda íntima ha sido creada gracias a Idoia Miranda, conocida en las redes sociales como "Tócate las tetas", que tras padecer un cáncer y someterse a una mastectomía se dio cuenta de que encontrar sujetadores de una sola copa resultaba más difícil de lo que pensaba.

Se puso en contacto con la asociación "Teta&teta", rastrearon bastante y se dieron cuenta de que no existía, explica Rufilanchas, por lo que rápidamente se pusieron manos a la obra y crearon una microfinanciación colectiva para confeccionar esta prenda.

Al proyecto se unió la marca de lencería artesana y sostenible Aniela Parys y Noelia Morales, creadora de Anna Bonny, marca de lencería única para mujeres afectadas por el cáncer de mama, un tumor del que solo en España se diagnostican alrededor de 33.307 nuevos casos al año, según los datos de 2019 de la Asociación Española contra el Cáncer.

Y con el patrocinio de la cantante La Mari de Chambao, y el apoyo de 726 personas directas, existe "Lola", sujetador con nombre de mujer, que 2rompe tabúes y sirve de altavoz para anunciar que la feminidad no se extirpa en un quirófano", concluye. EFE