Carmen Martín/EFEMadrid

Lolita Flores ha mamado el escenario desde que nació, ha crecido artísticamente bajo la sombra alargada de sus padres, pero no siempre ha tenido suerte. El teatro le ha dado el lugar que en la música no consiguió. Ahora, en su plenitud, se convierte en productora y acumula éxitos en televisión.

"Me gusta producir. He hecho una productora de teatro, el cielo siempre me manda la señal", explicó en un programa de Telecinco, Lolita Flores, ahora, con su faceta musical en "stand by".

La intérprete de "Sarandonga", debutará como productora de teatro el próximo 15 de julio en el Galileo de Madrid con la comedia "Llévame hasta el cielo", escrita por Nacho A. Llorente, que estará hasta finales de agosto y más tarde se podrá ver "online".

Ya activada en el registro mercantil, la productora se llama "Lerele producciones", en recuerdo a la mítica casa de Lola Flores. No hay duda de que "La Faraona" y matriarca de los Flores sigue marcando el rumbo veinticinco años después de su muerte.

Tras el confinamiento por la covid 19, María Dolores González Flores, Lolita Flores, a sus 62 años, mira el futuro con optimismo, tiene ilusiones y grandes proyectos, entre ellos producir a "gente que no es tan conocida, que no tiene una plataforma para hacer cosas… no sabes nunca dónde puede estar el mirlo blanco", explicó.

A finales del mes de agosto se subirá a las tablas del teatro para volver a interpretar "La fuerza del cariño", una pieza de marcado sello cinematográfico, que parte del drama adaptado de la oscarizada película de James L. Brooks y la homónima obra teatral de Dan Gordon.

En otoño retomará su faceta televisiva como jurado al programa "Tu cara me suena" de Antena 3, una casa que conoce desde que presentará junto a su madre "Con sabor a Lolas" (1992-1993).

Lolita, que debutó en el mundo del espectáculo con solo seis años junto a sus padres en una película mexicana, no ha parado de trabajar. Primero la música, consiguió discos de oro. Su éxito le llegó con su primera canción, "Amor, amor" (1975). Más tarde, televisión y cine, donde se alzó con el Goya a la mejor actriz revelación con "Rencor" (2002).

El teatro ha sido su gran descubrimiento, un mundo en el que se adentró con la obra "Sofocos" (2012) junto a Paz Padilla, Ana Hurtado y Fabiola Toledo, toda una trayectoria avalada con la Medalla de Oro al Mérito a las Bellas Artes que le concedieron en 2017.

 Lolita también es un personaje de la vida pública. Haga lo que haga, siempre genera interés. Miembro de una de las familias más famosas: su madre, "La Faraona", su padre, "El Pescaíllla", uno de los fundadores de la rumba catalana; su hermano, Antonio Flores, cantante -fallecido en 1995- y su hermana, Rosario, con un estilo flamenco-pop.

  Sus hijos, Elena, actriz, y Guillermo Furiase, músico junto a su sobrina, Alba, una actriz de raza que no cesa de acumular éxitos. En definitiva, toda una saga de artistas que se refuerza con la producción de teatro, la nueva aventura de Lolita.