EFEMadrid

La diseñadora María Escoté ha lanzado una nueva colección con la que ha dado color a las mujeres con curvas y ha apostado por la diversidad, una línea dirigida a "una mujer segura de sí misma, femenina y creativa que quiere sentirse guapa y sexy entre una talla 42 y una 54", explica la catalana mediante un comunicado.

Escoté ha trabajado en esta colección con el objetivo de lanzar prendas confortables, femeninas y actuales, bajo el lema "me queda bien y me gusta", un mensaje que supone una celebración a la diversidad de estilos, bellezas y tallas, sin preocuparse por las medidas.

Bajo el hastag #CurvyEscote, la catalana ha querido propagar esta iniciativa por las redes sociales, para que todo el mundo sea consciente de que sus prendas están a disposición de cualquier mujer.

La colección está compuesta, inicialmente, por 14 modelos icónicos, entre los que destacan vestidos, chaquetas, sudaderas y camisetas, aunque la diseñadora irá añadiendo nuevas prendas a lo largo de la temporada.

Las Supernenas, los estampados florales, los lunares y el "animal print", habituales en los diseños de Escoté, forman parte de esta línea "curvy".

Todas las prendas que ya forman parte de esta línea, más las que la catalana añada estarán disponibles en su tienda online (www.mariaescote.com).

La moda apuesta por las mujeres "curvy"

Los medios de comunicación y las redes sociales ayudan, día a día, a dar voz a una nueva generación de modelos rompiendo y redefiniendo los estándares de belleza establecidos.

Pero la moda también quiere contribuir a la expansión de esta acción y son cada vez más las firmas que se unen al movimiento "curvy", no solo a la hora de crear, sino también incluyendo a modelos "plus size" en sus campañas publicitarias.

Hace dos años, Victoria Bechkam lanzó una colección urbana que llegó hasta la talla XXXL, compuesta por 200 prendas y con una versión "low cost" bautizada como "VBxTarget".

"La colección va dirigida a una mujer segura de sí misma, femenina y creativa que quiere sentirse guapa y sexy entre una talla 42 y una 54"

También en 2017, Nike se sumó al movimiento "curvy" y creó una colección completa de prendas para el "fitness" compuesta por sujetadores de talla grande, leggins, camisetas, sudaderas y pantalones cortos.

Ese mismo año, en la Semana de la Moda de Nueva York de 2017, Michael Kors subió a la pasarela a la modelo de talla grande, Ashley Graham, quien desfiló con un abrigo de piel gris, un vestido negro hasta la rodilla y un cinturón negro junto a Bella Hadid y Kendall Jenner.

Por su parte, las marcas "low cost" como Asos, H&M, Violeta by Mango, Forever 21 u Oysho llevan incluyendo varias temporadas líneas para mujeres "curvy" en sus colecciones.

La moda se rinde a las mujeres de tallas grandes y es las curvas van dejando de estar circunscritas a líneas especiales para mezclarse con las siluetas delgadas que, hasta ahora, monopolizaban las imágenes. EFE

cs/