EFEMadrid

Con una visión contemporánea de la moda, Pilar Dalbat continúa celebrando sus veinte años de oficio con una colección retrospectiva, un trabajo en el que habita la esencia de la costura, los oficios artesanales y la herencia patrimonial de la cultura.

Si algo caracteriza a Pilar Dalbat es la sencillez y la pulcritud  en el diseño. En su trabajo huye del artificio y de la pompa que suele acompañar a la industria textil, ella prefiere hacer hincapié en la belleza patrimonial de nuestro país y fundir la moda con otros disciplinas artísticas.

Y siendo fiel a su discurso, esta granadina, dentro del marco de la 72 edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, ha presentado este sábado en Matadero Madrid la segunda parte de su aniversario con un desfile de prendas icónicas que ha ido creado a lo largo de su carrera, veinte años.

Es consciente de las dificultades que presenta hacer un desfile en tiempos de coronavirus, pero con todas las medidas de seguridad por necesarias lo ha ejecutado. "Quería hacer un desfile de verdad, sin temor", ha explicado a Efe antes comenzar.

Con una puesta en escena sencilla y limpia, solo unos juncos verdes aderezaban la pasarela, la diseñadora ha desarrollado una colección veraniega en la que ha primado el lino en tonos azules y grises.

En su li´nea de trabajo, Pilar Dalbat, defensora de la moda lenta, ha presentado piezas que resiste el paso del tiempo manteniendo su carácter.

En la nueva coleccio´n "2020, parte II. Summer 2021" habita la esencia y el ADN de la diseñadora, "son modelos revisitados, prendas frescas y veraniegas", pensadas para ir de vacaciones.

El hecho de que sean pieza de años anteriores, no significa que haya vivido de las rentas, todo lo contrario, la disen~adora ha realizado "un intenso trabajo de investigacio´n".

Dalbat ha experimentado con materiales y ha adaptado los patrones "en un ejercicio de si´ntesis y reutilizacio´n de recursos", una filosofía de trabajo que ha mantenido desde fundo´ su marca en el 2000.

 Amante y defensora de la artesanía, Dalbat siempre enriquece sus diseños con detalles hechos a mano en pequen~os talleres, "notas que dan valor y confiere un alma a las prendas frente a la moda rápida", señala la diseñadora que propone prendas rematadas al bies, bordados de cuarzo y coquetos capazos de croché. EFE