María Muñoz/EFEMadrid

De vestir los pies de agricultores y mineros de Holanda a ser el calzado favorito de modelos, editoras, y seguidoras de estilo del momento. Los zuecos han vuelto, y se posicionan como la tendencia estrella de cara al calzado de este verano.

 La historia de los zuecos y la moda puede traducirse en una relación de amor-odio, en la que reaparecen en nuevas adaptaciones para colarse en la estética más casual, generando oleadas de amantes y detractores. Sin dejar a nadie indiferente con su paso, su particular estructura y su comodidad son también objeto de debate.

 De ser el calzado típico en Holanda bajo el nombre “klompen”, realizados en madera y empleados para trabajos en lugares húmedos debido a su plataforma aislante, a los “crocks” de silicona distintivos de los dosmil. Los zuecos han ido cambiando sus connotaciones y su estética a lo largo del tiempo, buscando consolidar su hueco en la vestimenta.

 Ahora, vuelven pisando fuerte de la mano de los estilismos de las más atrevidas. Modelos, actrices, “influencers” y editoras de estilo introducen los zuecos en diferentes versiones en sus estilismos más casuales del día a día mediante modelos que tratan de aunar comodidad y estética.

 De firmas como Dior y Gucci hasta aquellas “lowcost” como Zara o Pull&Bear ya ofrecen sus distintas versiones de este calzado en el mercado. ¿El modelo estrella? El lanzado por Fabrizio Vitti, director de calzado de Louis Vuitton, en una versión con cuña de madera y apliqués de margaritas en la parte frontal.

 El modelo, apodado como “Jean Daisy” se ha convertido en su diseño más viral, y referentes de estilo como las hermanas Helena y Lucía Cuesta o Lucy Williams ya los lucen en sus publicaciones en Instagram, mientras que la “it-girl” Alexa Chung apuesta por una versión negra más sencilla.

 Este modelo, inspirado en la época de mediados de los años sesenta, evoca la época hippie según el creador, y también una de las primeras oleadas de la moda que defendían “un calzado cómodo”, frente a la estética que solía sobreponerse a la comodidad en los calzados de mujer de la época.

 También las “influencers” Mónica Anoz y María Fernández Rubíes se suman a esta tendencia, apostando por modelos planos en ante de las firmas Pull&Bear y Birclenstock, firma por la que también se decanta la top model Maya Stepper.

 Conjuntados con faldas y vestidos, evocando un aire retro, o bien con pantalones amplios, pitillos e incluso cargos, la guía de estilo para lucir los zuecos ofrece un montón de posibilidades. De entre todas las alternativas, destaca en la plataforma Instagram la modalidad de lucirlos con calcetines en tonalidades vibrantes, una opción, eso sí, solo apta para los más atrevidos.

 Planos o con cuña y en materiales que van desde el ante al cuero, este calzado retro ya se adueña de las calles, aunque lleva un par de temporadas dejándose ver sobre las pasarelas de firmas como Gucci. Ahora, lejos de focos, vuelve una vez más para hacerse hueco sobre las calles. EFE