EFEMadrid

El mar tiene hace tiempo barreras, las creadas por la inmensa cantidad de basura, en su mayoría plásticos, que navegan a la deriva por sus aguas. Una situación que asumen empresas de cosmética y denuncian deportistas que sienten el mar como su segunda casa.

Ocean Waste Plastic

Es el caso de la firma de cosmética australiana Kevin Murphy que ha presentado su nuevo proyecto Ocean Waste Plastic (OWP) por el que la marca ha empezado a fabricar todos sus envases con plástico reciclado del océano, motivo por el que se ha convertido en la primera marca de belleza en tener esta iniciativa.

“Este cambio es para el futuro de nuestro medio ambiente y para que seamos verdaderamente sostenibles: para limpiar nuestros océanos por el bien de nuestro planeta y por las generaciones futuras”, aseguró el fundador de la marca, Kevin Murphy.

Alrededor de ocho toneladas de plástico campan a sus anchas por el océano y según algunos estudios se prevé que en 2050 haya más plástico que peces en el mar.

En esta lucha para mejorar el medio ambiente, la surfista española, Lucía Martiño, expuesta a ese mar de desechos, exclama: "¡No quiero acabar remando entre plástico!".

Martiño ha recorrido los cinco continentes bailando sobre las olas con su tabla y sabe muy bien de lo que habla. "No en todos los continentes ni todas las personas tienen conciencia ecológica", de ahí que se haya decidido a ser embajadora de esta iniciativa, OWP.

"Quiero ser parte de la solución al problema", afirma la surfista asturiana que explica que con este proyecto se eliminarán quince millones de botellas de plástico al año.

Los productos de Kevin Murphy están vinculados al cuidado del cabello y su compromiso con el medio ambiente está en el ADN de la compañía pues utiliza prácticas de cultivo orgánico, microcultivo y técnicas de recolección silvestre, clave en la formulación de los componentes de sus productos.

El objetivo de Murphy con esta iniciativa es cambiar el estándar de la industria y "compartir" de manera transparente sus procesos ecológicos para que otras marcas o personas interesadas puedan tomar una posición junto a ellos.  EFE