Carmen Martín/EFEMadrid

Meticuloso y perfeccionista, Tony Bonet innova y experimenta sin miedo, de tal manera que mezcla el estilo más "pijo" y "romántico" con otros de tono canalla en los que están presentes el alma del "rock" y del "punk". El resultado una colección muy femenina, que el diseñador califica de "piji-rock".

Adlib Moda Ibiza ha vuelto al salón de moda Momad, en Ifema, donde ha celebrado un desfile con las propuestas prêt-à-porter de varios diseñadores ibicencos. Todos ellos han sido fieles a la esencia y la filosofía de este mítico estilo en el que denominador común es el color blanco, los encajes y puntillas y las siluetas relajadas.

Sobre la pasarela se han visto diseños románticos en tejidos vaporosos, delicados algodones y superposiciones trabajadas al detalle.

Tony Bonet, el primer diseñador pitiuso que ha vestido a Paris Hilton, muestra una colección con un patronaje muy estudiado; un trabajo artesano en el que priman los fruncidos y los drapeados que se fusionan con puntillas.

Y es que Bonet no utiliza los encajes y puntillas como un mero accesorio ornamental, sino que son la piedra angular del patrón. "Mi objetivo siempre es fusionar los tejidos hasta conseguir uno solo", explica a Efe.

Este diseñador ha presentado dos líneas. La primera confeccionada en algodón en la que destacan cortes ajustados que evolucionan hacia volúmenes que ofrecen libertad, una idea que se ha visto en una serie en tono coral de gran belleza.

Corsé, caftanes faldas largas con volantes y vestidos con divertidos flecos rastafari ceden el paso a la segunda línea, realizada en tules bordados y batista aderezados con coquetas calaveras, en la que llama la atención una sudadera "pija" que el diseñador propone que se lleve como si fuera un mini-vestido o combinada con unos "leggigns".

A Tony Bonet le gustan los polos opuestos, por eso mezcla el rústico yute con delicadas y románticas puntillas, una fusión con la que construye una bomber lujosa aderezada con perlas.

Este diseñador, que defiende el producto artesano cien por cien ibicenco, juega mucho con las dos piezas y los españoles volantes. "Quizá no es lo que más venda, pero en la moda hay que divertirse", dice entre risas Tony Bonet.

Tras el desfile Bonet, se han visto las creaciones de Piluca Bayarri, que ha subido a la pasarela coquetos vestidos con cristales.

A continuación, han desfilado la firma Evitaloquepuedas, Elin Ritter que ha apostados por bikinis artesanales o  Vintage Ibiza, que presentarán su propuesta de tejidos vaporosos adornados con encajes y bordados.

Virginia Vald ha sido la encargada de cerrar los desfiles de Adlib Moda Ibiza en Momad con una colección hecha a mano. EFE