EFEMadrid

No es lo mismo la ropa que uno luce a los 19 años que a los 50, las tendencias y el estilo varían y a veces saber qué ponerse puede generar dudas, por ello el servicio de asistencia personal de Lookiero da unas claves para poder vestir las prendas perfectas en función de la edad.

Lookiero es una "Star-Up" (empresa emergente) española, nacida en 2016, que se inspira en un modelo de negocio de gran éxito en Estados Unidos, en el que se ofrece una asesoría personal que lleva hasta la puerta de tu casa la ropa y accesorios que han elegido acorde a tus preferencias

Aprovechando la época de rebajas, la plataforma pone cuatro tendencias con cuatro "looks" para las diferentes etapas de la mujer:

Renacimiento

Esta tendencia de estilo historicista permite a las jóvenes de 25 a 30 años apostar por el volumen más radical tanto en prendas como en complementos y con colores neutros. Mientras, para las mujeres de 30 a 45 años un vestido fluido romántico es el ideal acompañado de una bota alta.

Las gabardinas, jeans y deportivas pueden ser una apuesta perfecta para la mujer de 45 a 55 años, y por último para más de 55, los cortes y colores sobrios con pantalones y camisas sencillas pero complementadas con el calzado joya, unos "chapines" del siglo XXI.

Transparencias

Las transparencias son una tendencia muy rompedora a los 25 años, y una camisa transparente con ropa interior de encaje y unos pantalones negros es una gran apuesta. Entre los treinteañeros, un básico como el jersey de punto gris, una bota plana negra y una falda de encaje serán los mejores aliados.

Un vestido folk en gasa y una chaqueta básica es una vestimenta elegante y cómoda para la mujer de 45 a 55 años. Mientras que para las de más de 55 un jersey de punto mezclado con transparencias permite un "look" equilibrado sin dar una imagen agresiva.

Nuevo masculino

Para una vestimenta rompedora, una camisa estilo masculino a rayas y pitillos desgastados junto a una bota militar de plataforma para las chicas de 25 a 30 años. El calzado Oxford es el complemento con el que arriesga la treinteañera para crear un estilismo masculino.

Los trajes se han convertido en la nueva tendencia entre famosas, que a los 40 se puede lucir con camiseta y zapatillas. A los cincuenta, optar por un chaquetón marinero con botones y solapa ancha complementado con un pantalón de cuero y unos botines.

Rosa lavanda y malva

Darle un toque de color lavanda y malva a las tendencias de invierno puede ser una gran apuesta. Para las jóvenes de 25 a 30 años las prendas deportivas mezclado con estilismos como el boho o western, mientras que para las treinteañeras las tonalidades lavanda combinan con trajes de tejidos tweed, gales o patas de gallo.

 A los 40, un pantalón sastre violeta y una sudadera acompañado de una camisa y unas deportivas es una propuesta que no defrauda. Combinar varias graduaciones de lavandas con neutros como beige y negro para la mujer de más de 55 años. EFE