Carmen Martín/EFEMadrid

"Con mi chándal y mis tacones, arreglá pero informal", cantaba Martirio, una frase que ahora con el confinamiento toma protagonismo, ya que gran parte de la sociedad está teletrabajando y se relaciona con familia y amigos por videoconferencia.

La propagación del coronavirus ha conducido al Gobierno de España a tomar una serie de medidas extraordinarias para tratar cerrar el círculo a Covid-19, una de ellas es recomendar el teletrabajo.

Trabajar sin quitarse el pijama es una opción, pero los expertos recomiendan asearse, vestirse y arreglarse para mantener la autoestima alta. "Es fundamental mantener el ánimo arriba para llevar esta cuarentena lo más llevadera posible", ha explicado a EFE Ciara Molina, psicóloga experta en emociones, quien considera que es importante sentirse lo mejor posible.

La felicidad la marcan las necesidades y deseos que tengamos en ese momento, "ahora se trata de buscar la paz interior para sentir el equilibrio, mientras que en otras épocas era más importante el orgullo, el respeto y el nombre para sentirse valorado y feliz", dice Molina.

Cristina Piña recomienda prendas anchas, de tacto agradable que faciliten la circulación, son muy recomendables las que tengan la cintura que se pueda ajustar con una lazada o cordón.

La imagen es importante, ayuda a mantener un buen estado de ánimo.  Por eso, cuando ahora se trabaja desde casa es fundamental organizarse y seguir reglas básicas como levantarse temprano, ducharse y vestirse.

"Ni se te ocurra trabajar en pijama porque entonces tu cerebro no entenderá que tiene que pasar a la acción", dice Cristina Piña, diseñadora de la firma "The Playa&Co", quien recomienda vestirse con sudaderas holgadas y cómodas.

Para mejorar la imagen y mantener el optimismo, se puede apostar por un poco de máscara de pestañas y colorete. "Imagínate que te proponen una videoconferencia sorpresa y te pillan en pijama", argumenta Cristina Piña.

No es necesario traje de chaqueta, pero sí ropa cómoda, atractiva y con colores luminosos que siempre aporta un extra de optimismo. Por ejemplo, se puede empezar a trabajar con chándal y deportivas, es mejor dejar las pantuflas.

También se puede optar por unos pantalones "leggings" combinados con una camiseta de rayas marineras o flores. Es el momento de sacar todas esas camisetas olvidadas,  ya que esta prenda se ha convertido en el básico principal que también se puede conjuntar con pantalones vaqueros.

Cristina Piña recomienda prendas anchas, de tacto agradable que faciliten la circulación, son muy recomendables las que tengan la cintura que se pueda ajustar con una lazada o cordón.

Estampados y colores luminosos, un buena opción

Los vestidos de estampados alegres son una buena opción, especialmente los diseños más sencillos, abotonados por delante, así como prendas tipo kimono que siempre resultan prácticas y atractivas.

Cuando se teletrabaja, además de elegir una ropa cómoda que permita lucir una buena imagen, es fundamental delimitar un espacio de trabajo que no sea el mismo que donde se duerme.

No se deben olvidar los descansos y paseos por el pasillo mientras se resuelven temas al teléfono, así como los estiramientos, y la actividad social virtual tras la jornada.

Muy importante a la hora de teletrabajar es fijarse un horario y mantenerse alejado de la cocina o, si no, cuando acabe el aislamiento llegará el arrepentimiento.