Carmen Martín/EFEMadrid

Las cumbres de Aspen, Gstaad, Whistler, Niseko o St. Moritz ya están nevadas comienzan, es el momento de renovar el armario alpino y hacer una selección de prendas calentitas y térmicas sin renunciar al estilo.

  Si se está pensando en renovar el armario alpino, no está de más echar una ojeada a las nuevas tenencias para ir a la nieve con las colecciones más exclusivas.

Encontramos prendas versátiles a las que podemos sacar mucho provecho esta temporada y, además, seguir las últimas tendencias como con las botas de pelo y mucho más.

En el estilo retro tiene cabida las piezas de estilo "vintage", inspiradas en los Juegos Olímpicos de 1972 en Sapporo en la que predominan los estampados con cifras y letras.

El auge de la moda de ski y también de après-ski no solo está presente en las estaciones sino también en la ciudad, en la que sus calles, en los días más fríos, se llenas de estilismos muy parecidos a los que se visten en Aspen o St.Moritz.

Jerseys de punto grueso -con ochos o grecas- chaquetas ribeteadas en piel, plumíferos calentintos, pantalones ajustados y botas estilo montañero son algunas de las prendas que configuran la referencia estética fuera de pistas.

En la nieve como en la playa existen distintas tendencias. Desde el estilo retro al más sofisticados, pero lo más acertar es optar por siluetas cómodas.

La vertiente más sofisticadas se alimentada con fabulosos abrigos de piel y gafas de pasta negra que recuerdan a Audrey Hepburn en la película Charada.

En el estilo retro tiene cabida las piezas de estilo "vintage", inspiradas en los Juegos Olímpicos de 1972 en Sapporo en la que predominan los estampados con cifras y letras.

Algunas prefieren prendas coloristas que resalten sobre el blanco inmaculado de la nieve y se deslizan sobre ella con prendas en tonos flúor o llamativos motivos que van desde los cuadros escoceses a los "animal print".

También existe la vertiente más sofisticadas alimentada con fabulosos abrigos de piel, texturas mas lujosas, gafas de pasta negra XL que recuerdan a Audrey Hepburn en la película Charada (1963).

Para los que opten por un concepto más moderno puede elegir entre chaquetas con logotipo o de terciopelo decoradas con delicados lazos y corazones cortados con láser y bufanda acolchada de piel de oveja con detalles de otras pieles.

Si los creativos de Fendi la temporada pasada apostaba por el terciopelo y el cuero, este año prefieren un "total white" al que añaden alguno guiños de color en tonos negros y marrones.

 Por tercer año, Oysho, la firma de Inditex vuelve a lanzar una colección de esquí con piezas, de lato nivel técnico, para una jornada en las cumbres blancas donde la impermeabilidad y transpibilidad son fundamentales.

 Así visten algunas "celebrities"

Elle MacPherson, que suele esquiar en Aspen (Colorado, EEUU), diferencia su estilismo dentro y fuera de las pistas. Para practicar el esquí apuesta por prendas ligeras que le permitan libertad de movimientos.

Para pasear, ir de comprar o tomar algo por la estación prefieres estilismos tipo boho en los que priman las chaquetas con pelo, los pantalones ajustados, las botas après-ski  y los gorros tipo esquimal.

Kim Kardashian asidua de las pistas de Aspen y no duda en lucir looks llenos de color, desde los rosas a los naranjas. Una tendencia en alza que hará que no pases desapercibida en las pistas.

Muy "chic" resulta Kate Moss en la estación  suiza de Courchevel donde suele ir a la nieve con mono, un estilo sofisticado, muy del gusto Ivanka Trump La firma italiana Fendi ha lanzado una serie de prendas que configuran una combinación perfecta entre estilo y funcionalidad para que los amantes de la nieve.

A Sarah Jessica Parker se le ha visto con un "look" après-ski compuesto por parka, leggings térmicos y botas para la nieve estilo motero.

Los colores vibrantes, los gorros de pelo y los plumíferos de lujo doradas o plateadas son las favoritos de Paris Hilton que no suele pasar desapercibida en las pistas de Aspen (Colorado). EFE