Plásticos biodegradables generados a partir de hongos, un test que evalúa la respuesta del cuerpo ante el cáncer de colon o un molde que genera bloques de hormigón exclusivos para proteger puertos y costas, son algunas de las creaciones ideadas por los finalistas al Premio al Inventor Europeo 2019.

Los nominados a estos galardones anuales de la Oficina Europea de Patentes (OEP) se han anunciado hoy y, tras ser elegidos por un jurado internacional independiente, los ganadores se darán a conocer el próximo 20 de junio en una rueda de prensa en Viena (Austria).

El premio al Inventor Europeo, que ya cumple 14 años, celebra el genio y la creatividad de los inventores y de sus equipos por sus contribuciones al progreso científico y tecnológico, su papel en la generación del crecimiento económico, y su impacto en la vida diaria.

En total quince finalistas (algunas candidaturas están formadas por parejas) de una docena de países optan a las categorías de "Industria", "Investigación", "Países no miembros de la OEP", "Pyme" y "Logros a lo largo de la vida".

Además, en una votación online abierta al público, los finalistas podrán conseguir el Premio "Popular".

Los finalistas de esta edición proceden de 12 países: Alemania, Austria, Francia, Israel, Italia, Japón, Países Bajos, Noruega, Polonia, España, el Reino Unido y los Estados Unidos.

Hacia un futuro mejor

Con sus creaciones, los nominados "están afrontando algunos de los desafíos más acuciantes de la sociedad" y su contribución "es la punta de lanza de un hacia un futuro mejor", ha destacado el presidente de la OEP, Antonio Campinos.

"El impacto de sus innovaciones también favorece a la economía europea. Solo en Europa, los sectores con un alto nivel de uso de patentes, marcas y diseños registrados, emplean a cerca de 60 millones de personas y suponen más del 90% del comercio exterior", ha puntualizado.

Pero además, el sistema de patentes europeo "no sólo apoya a los inventores como nuestros finalistas, sino que beneficia a la sociedad en su conjunto".

Las invenciones de los finalistas de este año abarcan una amplia gama de campos, entre los que se incluyen la producción de envases ecológicos y de baterías recargables, la genética, la tecnología agrícola, el diagnóstico del cáncer, la microscopía electrónica, o los sistemas avanzados de asistencia al conductor, entre otros.

[embed]https://youtu.be/FumeFt217o8[/embed]

Margarita Salas y dos ingenieros españoles

Entre los nominados, hay tres españoles: la bioquímica Margarita Salas, que opta al premio en la categoría "Logros a lo largo de una vida", y los ingenieros Antonio Corredor Molguero y Carlos Fermín Menéndez Díaz, en la categoría de Industria por crear un molde de bloques de hormigón exclusivo.

Los otros nominados en la categoría de Industria son: Klaus Feichtinger y Manfred Hackl (Austria) por sus innovaciones en el reciclaje de plásticos; Alexander van der Lely y Karel van den Berg (Países Bajos) por crear robots para ordeñar vacas.

Imagen del molde de cubipods ideado por Antonio Corredor Molguero y Carlos Fermín Menéndez/OEP

En la categoría de Investigación: Jérôme Galon (Francia) por su test para el cáncer de colon; Matthias Mann (Alemania) por sus análisis de proteínas para diagnosticar enfermedades; y Patrizia Paterlini-Bréchot (Italia) por desarrollar un test para detectar células tumorales.

En la categoría de Países no miembros de la OEP se encuentran: Eben Bayer y Gavin McIntyre (EE.UU.) por sus envases generados a partir de hongos; Gideon Stein (Israel) por desarrollar un asistente de conducción; y Akira Yoshino (Japón) por mejorar las baterías recargables (LIB).

En la categoría de Pyme están: Esben Beck (Noruega) por su trabajo en el control de parásitos las granjas de salmón; Rik Breur (Países Bajos) por crear una fibra marina que evita que los organismos marinos se incrusten en los barcos sin usar productos químicos; y Richard Palmer y Philip Green (Reino Unido) por crear una armadura de protección flexible que se endurece con el tiempo.

Por último, nominados junto a Margarita Salas por toda su trayectoria están Maximilian Haider (Austria) por su trabajo sobre microscopía electrónica y Marta Karczewicz (Polonia) por sus avances en la compresión de vídeo. EFE