EFECentro de lanzamiento de Jiuquan (China)

China ultima hoy los preparativos para el lanzamiento, previsto a las 00.23 horas de este sábado, hora local (16.23 GMT del viernes), de la nave Shenzhou-13, que transportará tres astronautas hasta la estación espacial Tiangong, donde permanecerán durante seis meses.

Los astronautas continuarán la construcción de la estación espacial, que Pekín espera tener operativa a finales del próximo año.

El subdirector de la Agencia Espacial de Misiones Tripuladas de China, Lin Xiqian, desveló este jueves en una rueda de prensa la identidad de los tres cosmonautas: Zhai Zhigang, de 55 años, Ye Guangfu, de 41, y una mujer, Wang Yaping, también de 41.

Zhai ya viajó al espacio en 2008 con la Shenzhou-7 y Wang fue parte de la tripulación de la Shenzhou-10 en 2013.

Será, en cambio, el primer viaje espacial para Ye Guangfu.

Estos "taikonautas", como son conocidos los astronautas chinos, pasarán en el espacio seis meses, el doble del tiempo que permaneció en la Tiangong ("Palacio celestial", en mandarín) la anterior tripulación, que regresó a la Tierra el mes pasado.

De no haber contratiempos, se convertirán en los astronautas chinos que más tiempo hayan pasado en el espacio.

Sin embargo, pronóstico Lin, las estancias de seis meses serán "habituales" en futuras misiones, por lo que uno de los objetivos de esta misión es "poner a prueba" la capacidad de los astronautas y de las instalaciones para estancias tan largas.

Además, Lin explicó que la tripulación efectuará "dos o tres" paseos espaciales, instalará un pequeño brazo robótico y llevará a cabo experimentos científicos en campos como la medicina espacial o la física en ingravidez.

Wang Yaping anunció ayer en rueda de prensa que impartirá clases por vídeo, como ya hiciese en su anterior viaje espacial, cuando unos 60 millones de alumnos chinos en escuelas de todo el país vieron en directo sus explicaciones científicas.

Además, si Wang completase uno de los paseos espaciales, sería la primera mujer china en lograrlo.

La Tiangong pesará unas 70 toneladas y se espera que funcione durante 15 años orbitando a unos 400 kilómetros sobre la superficie terrestre.