EFETarragona

Comer la cantidad recomendada de frutos secos (30-45 gramos al día) no engorda y reduce adiposidad, según un estudio internacional publicado en Obesity Reviews, en el que ha participado la Unidad de Nutrición Humana de la Universitat Rovira i Virgili (URV), informa esta universidad de Tarragona y Reus.

Las guías dietéticas y de práctica clínica para la diabetes y la salud cardiovascular recomiendan comer frutos secos, un alimento que también cuenta con declaraciones de propiedades de salud en todo el mundo.

A pesar de estos beneficios saludables, persiste la preocupación de si engordan debido a su alta densidad energética y contenido de grasa y consumo está por debajo de las cantidades recomendadas.

En un contexto de cada vez más obesidad -con las consiguientes complicaciones cardiometabólicas- algunas asociaciones científicas advierten contra el consumo excesivo de frutos secos, pero los recomiendan para la prevención de enfermedades cardiovasculares.

El estudio de la URV, la Unidad de Ensayos Clínicos y Síntesis del Conocimiento 3D de Toronto y el Departamento de Ciencias de la Nutrición de la Universidad de Toronto (Canadá) han involucrado a más de medio millón de participantes.

Dado que el consumo de frutos secos es muy bajo en todo el mundo, según la investigadora Stephanie Nishi, primera autora de este estudio, "los frutos secos se pueden recomendar libremente sin que exista la preocupación de que puedan contribuir al aumento de peso".

El jefe de la Unidad de Nutrición Humana de la URV, Jordi Salas-Salvadó, apostilla: "Los profesionales de la salud deben recomendar los frutos secos por sus beneficios cardiometabólicos sin miedo a un hipotético aumento de peso corporal".