EFEMoscú

Los tripulantes rusos de la Estación Espacial Internacional (EEI), Piotr Dubrov y Oleg Novitski, efectuarán dos caminatas espaciales el próximo mes de septiembre en el marco de los trabajos para integrar el módulo ruso Naúka en la plataforma orbital, informó este martes Roscosmos, la agencia espacial de Rusia.

Las caminatas están programada para el 2 y 8 de septiembre y serán las primeras de las cerca de diez que se necesitarán para completar la integración del módulo científico multiuso Naúka con el segmento ruso de la EEI.

Según el comunicado de Roscomos, este proceso llevará más de seis meses, periodo en el que en el casco de la plataforma habrá que tender redes de cables y tuberías, así como instalar elementos para fijar objetos de gran tamaño.

Para el 28 de septiembre está programado el acoplamiento al Naúka de la nave Soyuz MS-18, actualmente enganchada al módulo Rassvet de la EEI.

La maniobra tiene como objetivo liberar el puerto de acoplamiento del Rassvet para la Soyuz M-19, cuyo lanzamiento está previsto para el 5 de octubre próximo.

El Naúka, con una masa de 20,3 toneladas, es el laboratorio espacial más grande lanzado jamás al espacio por Rusia, y su llegada a la EEI el de julio pasado se produjo con 14 años de retraso debido a numerosos aplazamientos.

El acoplamiento del módulo ruso a la plataforma no estuvo exento de imprevistos: el encendido espontáneo de sus prosulsores, atribuido por Roscosmos a un fallo informático, cuando ya estaba enganchado a la EEI provocó un cambio de orientación de 45 grados de la plataforma, que logró ser subsanado.

Actualmente, la tripulación de la EEI, la integran, además de los dos cosmonautas rusos, los astronautas estadounidenses Shane Kimbrough, Megan McArthur y Mark Vande Hei, el francés Thomas Pesquet y el japonés Akihito Hoshide.