EFEMálaga

Investigadores del Hospital Virgen de la Victoria y el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA) han descubierto un biomarcador que predice la mortalidad de pacientes por la covid-19 con más exactitud que los parámetros utilizados y conocidos hasta el momento.

El estudio, que ha sido publicado en la revista "Clinical Nutrition" se ha llevado a cabo por el servicio de Endocrinología y Nutrición, y ha empleado de forma pionera un factor de medición denominado "Ángulo de Fase", que se empleaba anteriormente en pacientes con problemas de nutrición, ha informado este viernes la Junta en un comunicado.

"Es como un electrocardiograma pero de la célula, que mide la integridad de la membrana celular", y se ha mostrado como "el mejor marcador de pronóstico" de evolución de los pacientes hospitalizados por covid-19, según el comunicado.

Además, este parámetro es fácil de aplicar en la cama del enfermo con un impedanciómetro, que puede transportarse fácilmente, lo que facilita este tipo de medición.

En este estudio, liderado por el responsable de la unidad de Nutrición de este centro hospitalario, José Manuel García Almeida, se ha integrado el nodo de investigación de CIBERobn.

Ha contado con la participación de 127 pacientes que ingresaron en el Hospital Virgen de la Victoria en abril de 2020 durante la primera ola de la pandemia, a los cuales se les llevó a cabo un seguimiento de tres meses.

Los investigadores determinaron todos los marcadores de pronóstico de la evolución de la covid-19 y el Ángulo de Fase, de manera que los niveles bajos de éste factor supusieron dos veces y media más riesgo de tener un desenlace fatal en pacientes ingresados por coronavirus.

El investigador principal de este estudio, el especialista José Manuel García Almeida, explica que se trata de un proyecto "muy ilusionante", sobre todo en el contexto del inicio de la pandemia en "una enfermedad tan desconocida hasta ese momento", en la que necesitaban tener más información sobre los factores de riesgo y de mortalidad en los enfermos ingresados.

Añade que gracias a su trabajo "en primera línea" de atención a estos enfermos, le pareció interesante utilizar estas herramientas que ya empleaban en su unidad para pacientes con problemas de nutrición.

Así surgió el proyecto de aplicar el parámetro de Ángulo de Fase en la valoración de los enfermos con covid y el análisis de sus resultados.

El Ángulo de Fase mide la salud celular, por eso se relaciona con la nutrición y también con la inflamación y con la gravedad de los procesos, ha explicado el especialista.

Ha añadido que se trata de una técnica muy sencilla que se realiza a pie de cama con unas pegatinas a modo de electrodos, y que en tan sólo unos minutos permite obtener los resultados para valorar la evolución que puede tener el paciente.

En este estudio, han colaborado también especialistas y técnicos del IBIMA, y ha contado con el asesoramiento de expertos de Coruña, Florencia (Italia) y la Universidad de Dakota del Norte (EE. UU.).