EFEMadrid

Un equipo de investigadores españoles ha descubierto nuevas funciones de una proteína que pueden ayudar a evitar el deterioro celular y a retrasar el envejecimiento, un hallazgo que puede resultar clave para aliviar algunas enfermedades, como la artrosis.

La investigación ha sido coliderada por los españoles Juan Carlos Izpisúa (Instituto Salk de California) y Pedro Guillén (Clínica Cemtro de Madrid), y ha sido posible gracias a una combinación de tecnologías de última generación.

El trabajo, cuyas conclusiones se han publicado en la revista Nature, ha comprobado que esa proteína (denominada DGCR8) desempeña funciones que pueden ayudar a regenerar más eficazmente los huesos y los cartílagos, además de contribuir también a reducir la inflamación de un músculo.

La investigación podría ayudar a contrarrestar declives fisiológicos relacionados con la edad, como la artrosis, una enfermedad que no tiene cura y que afecta a la movilidad y a la calidad de vida de 242 millones de personas en el mundo -siete millones en España-, donde supone la primera causa de incapacidad permanente.

En el trabajo liderado por los doctores Izpisúa y Guillén han participado la Fundación Mapfre, la Fundación Telefónica, la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), han informado hoy en una nota de prensa estas organizaciones.

Los responsables de la investigación han incidido en que ésta va a permitir en el futuro profundizar en el conocimiento de los mecanismos moleculares y celulares que están asociados al envejecimiento y a muchas enfermedades degenerativas.