EFEValencia

El Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA, del Hospital Clínico de Valencia, ha desarrollado un kit de detección rápida de covid-19, ya disponible para ser utilizado, que permite determinar en menos de 30 minutos la presencia del virus.

Las principales ventajas del kit desarrollado son su alta sensibilidad (muy próxima a la PCR) y su especificidad del 100 % (no hay falsos positivos, no detecta como positivos ningún caso negativo).

Además, evita también los falsos negativos, la ausencia de extracción de ARN (la muestra se deposita en un tampón y se puede utilizar directamente, con lo cual se ahorran costes y tiempo) y su rapidez (en 20-30 minutos se tienen los resultados), según informa este jueves la Generalitat.

La manipulación necesaria es muy sencilla y sin equipamiento complejo que facilita su utilización en diferentes ámbitos, como centros de salud y urgencias.

Asimismo, la sensibilidad y especificidad obtenida es superior a la que presentan los test de antígenos y algo inferior a la de la PCR, si bien este kit es mucho más rápido y sencillo de hacer.

Este kit parte de los resultados del proyecto 'Detección y caracterización rápida de COVID-19 y del paciente', que tiene como investigador principal al doctor Felipe Javier Chaves, director de la Unidad de Genómica y Diabetes de INCLIVA.

Lo hace en colaboración con el Servicio de Microbiología y Parasitología del Hospital Clínico de Valencia, bajo la dirección del doctor David Navarro, quien obtuvo en abril de 2020 financiación del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) en el marco de la convocatoria de Solicitud urgente de expresiones de interés para la financiación extraordinaria de proyectos de investigación sobre SARS-COV-2 y la covid-19.

En el proyecto también ha participado el Servicio de Neumología del mismo Hospital, dirigido por el doctor Jaime Signes Costa, y el grupo del doctor Martíín-Escudero, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid.

El proyecto mediante el cual se ha desarrollado este procedimiento, a lo largo de doce meses, ha incluido varias actividades: determinación de las secuencias de interés necesarias para la amplificación; desarrollo de sistemas de amplificación; obtención de muestras, desarrollo de sistemas mediante PCR rápida y convencional; desarrollo de sistemas de amplificación isotermos y su validación.

Los kits pueden utilizarse a partir de muestras de diferente origen (exudado nasal, muestra nasofaríngea o raspado bucal) mediante un procedimiento muy sencillo y de mínima manipulación, tanto para el procesado de la muestra como para el análisis de resultados. Los resultados pueden determinarse a simple vista.

Los kits se basan en amplificación isoterma de regiones específicas del virus y de un gen humano que producen un cambio de color en la reacción cuando la muestra es positiva.

El uso de un control interno permite determinar si las muestras se han tomado y procesado correctamente, evitándose que muestras que no se han tomado o conservado bien puedan interpretarse como muestras negativas.