EFEMadrid

El ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, ha defendido hoy la eficacia de las deducciones fiscales para las empresas que invierten en investigación, desarrollo e innovación y ha subrayado que constituyen "una palanca" con un efecto muy positivo en la economía y en la generación de empleo.

Duque ha adelantado además una reforma de la actual Ley de la Ciencia para incluir varios cambios y novedades, entre los que ha destacado la posibilidad de que los gobiernos central y autonómicos puedan realizar convocatorias de proyectos y programas conjuntamente y consolidar así la colaboración con las comunidades autónomas.

Lo ha hecho durante su intervención en una conferencia organizada por Nueva Economía Fórum, un evento telemático en el que ha repasado los esfuerzos que realiza el Gobierno para reforzar la ciencia, el estado de las vacunas que se investigan contra la covid-19, las negociaciones para lograr un Pacto por la Ciencia, o las medidas para mejorar la carrera investigadora, para atraer el talento internacional y para mejorar el papel de las mujeres en el sector.

Duque ha incidido en la importancia de la última "i" (la que corresponde a la innovación en las siglas I+D+i), cuando a su juicio el esfuerzo científico y tecnológico se transforma en bienestar para la sociedad, y ha corroborado el impulso que el Ejecutivo quiere darle.

     Asumir mayores riesgos tecnológicos

En ese sentido, ha anunciado cambios para propiciar que el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI) pueda asumir mayores "riesgos tecnológicos" y financiar proyectos que tengan un mayor "componente visionario" para tratar de poner en marcha las ideas más novedosas.

El ministro ha defendido la eficacia también de las deducciones fiscales para las empresas que invierten en investigación, desarrollo e innovación, avaladas -ha dicho- por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, y ha adelantado la intención del Gobierno de mejorarlas y de ampliarlas.

Pedro Duque ha defendido España como "lugar de innovación" y la importancia de estrechar aún más la colaboración con las comunidades autónomas y los ayuntamientos (fomentando el uso del suelo industrial o reduciendo la burocracia) para reforzar en el exterior el interés por instalar en España centros de investigación o tecnológicos.

Ha destacado los esfuerzos que el Gobierno realiza para reforzar la ciencia y la innovación y se ha referido en ese sentido al "Plan de Choque para la Ciencia" o a la dotación económica prevista en los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año.

El ministro se ha mostrado convencido de que si continúa esta senda, el país alcanzará la media europea del 2,14 por ciento del PIB en inversión en I+D+i (en la actualidad está en el 1,24 por ciento) y de que ese porcentaje llegará al 3 por ciento en 2030; "queda mucho camino por recorrer, pero el esfuerzo es ahora", ha dicho Duque, y ha asegurado que España tiene potencial para estar por encima de la media europea.

Estado actual de las vacunas

Sobre el estado actual de las vacunas que se investigan contra la covid-19, el ministro ha diferenciado las "comerciales" que están desarrollando grandes farmacéuticas multinacionales, que serán previsiblemente las primeras en llegar, y las que se están diseñando en centros científicos y de investigación, entre ellos varios españoles.

Ha destacado la posición privilegiada y aventajada de España en los dos casos, ya que algunas factorías (que fabricaban sobre todo vacunas para animales) se han "reconvertido" y están en condiciones de acometer la fabricación a gran escala de estas vacunas.

Y en el caso de los centros de investigación, Duque ha recordado que están en marcha doce proyectos financiados con fondos públicos, pero ha incidido en que éstos conseguirán previsiblemente vacunas más eficaces pero tardarán más tiempo.

Pedro Duque ha subrayado que el protagonismo de España en esa lucha por encontrar una vacuna segura y eficaz contra la covid-19 es muy superior al que tiene en otros ámbitos científicos y tecnológicos.

El titular de Ciencia e Innovación ha repasado también las medidas para reducir la precariedad y mejorar la carrera investigadora en España, y entre ellas ha destacado la necesidad de adelantar la edad de incorporación de los científicos a contratos más estables y duraderos para evitar que esas oportunidades lleguen -como ahora- a los 45 o 48 años.

El ministro ha defendido para ello la necesidad de acometer cambios en la Ley de Ciencia que permitan modelos de contratación mas estables y tempranos.

Duque ha subrayado además la importancia de reforzar el papel y el protagonismo de las mujeres en la ciencia y la tecnología para evitar que el género penalice sus carreras investigadoras o su producción científica.