EFEMadrid

El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades en funciones, Pedro Duque, ha celebrado la decisión de la Comisión Europea de elegir Barcelona para albergar el nuevo supercomputador de alta capacidad, que "nos va a permitir seguir compitiendo con Estados Unidos, Japón y China".

Así lo ha puesto de manifiesto Duque, a través de su cuenta en twitter, donde ha indica que la construcción de este supercomputador en el Centro Nacional de Supercomputación de Barcelona va a suponer una inversión de unos 100 millones de euros procedentes de fondos europeos.

La potencia del supercomputador ahora existente en Barcelona se va a multiplicar por diecisiete con la nueva máquina de última generación, ha destacado Pedro Duque, quien ha acogido con "inmensa alegría" la decisión de la Comisión Europea.

A su juicio, esta decisión garantiza que España va a continuar liderando en el futuro el mapa de la supercomputación en Europa, y consolida el Centro de Barcelona como un referente mundial de la ciencia, la innovación y la tecnología.

Pedro Duque ha destacado que el Centro Nacional de Supercomputación de Barcelona reúne a 600 trabajadores con una muy alta cualificación y procedentes de 40 países.

El titular en funciones de Ciencia ha recordado que la candidatura española por la que ha inclinado la Unión Europea había sido respaldada por Portugal, Turquía, Croacia e Irlanda, países a los que ha agradecido el apoyo.

Posteriormente, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro ha destacado la propuesta "impecable, fiable y creíble" que elaboraron los trabajadores del Centro Nacional de Supercomputación y el respaldo del personal del Ministerio.

Duque ha observado que la nueva red de ordenadores de alta capacidad, que se completará con máquinas similares en Italia y Finlandia, sitúa a España en la vanguardia de la supercomputación "y en una situación muy favorable para avanzar en muchas áreas de la inteligencia artificial".

El ministro ha explicado que a los cien millones procedentes de fondos europeos habrá que sumar otros cien por parte del consorcio que ha defendido esta candidatura.

"Éste es un gran avance para la UE, que no se quiere quedar atrás en supercomputación", ha subrayado Pedro Duque, y ha insistido en que el "Mare Nostrum 5" -nombre del nuevo ordenador- tiene que estar operativo a finales del próximo año.

El ministro ha destacado que el nuevo superordenador culmina la larga tradición española "de apoyo y apuesta" por esta tecnología, y ha recordado que arrancó en 2004 con la creación del Centro Nacional de Supercomputación y la creación, en 2007, de la Red Española de Supercomputación.

Ha valorado además las importantes aportaciones de esta tecnología tanto para la investigación científica como para las empresas, y en ese sentido ha destacado sus contribuciones en campos como la medicina o la ingeniería.

Duque ha concluido que ésta "no es solo una instalación científica; es también un impulso a la innovación y la economía del país". EFE