EFEMoscú

La nave Soyuz MS-14, con el androide ruso "Fiódor" como único tripulante, se acopló este martes a la Estación Espacial Internacional (EEI) después de que el pasado sábado el primer intento resultara fallido, según informó el Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE).

Después de casi 72 horas de tensa espera, la Soyuz se enganchó al puerto del módulo ruso Zvezdá de la plataforma orbital cinco minutos antes de la hora prevista, 06:08 hora de Moscú (03:08 GMT).

"Atasco" espacial

"Mis disculpas por el retraso. Me quedé atrapado en un atasco. Estoy preparado para proseguir con el trabajo", escribió el androide en su cuenta de Twitter, que cuenta con 8.000 seguidores.

"Fiódor", que también está activo en Instagram, pasará 14 días en la plataforma espacial, donde realizará diversos experimentos de la agencia espacial rusa, Roscosmos.

La soyuz con "Fiódor" en su interior estaba a una distancia de seguridad de 300 metros de la EEI desde el pasado sábado, cuando el primer intento de acoplamiento fracasó, debido a un fallo técnico en el sistema de acoplamiento Kurs, de fabricación rusa, en la estación.

 La agencia espacial rusa decidió que la nave se acoplara a otro puerto, el Zvezdá, para lo que otra Soyuz, la MS-13, tuvo que ser trasladada el lunes al módulo Poisk, que también se encuentra en el segmento ruso de la plataforma.

 En caso de que la Soyuz MS-14 no hubiera podido engancharse a la estación en el plazo de varios días, cabía la posibilidad de que hubiera tenido que ser hundida en el océano.

 

"Fiódor", el astronauta

 La Soyuz MS-14 fue lanzada el jueves pasado desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán) con el primer androide ruso, llamado oficialmente Fedor por sus siglas en inglés (Final Experimental Demonstration Object Research), pero el robot fue rebautizado por la prensa del país como "Fiódor" por su similitud con ese nombre de pila ruso.

"Fiódor", que fue desarrollado en 2014, mide 180 centímetros y pesa 160 kilos, podría tener una prometedora carrera como astronauta.

Está previsto que vuelva a la estación espacial en 2021, para protagonizar una caminata en el espacio exterior; además ha sido elegido para pilotar la nueva nave espacial rusa "Federatsia" en 2022 y podría ser el primer androide en viajar a la luna.

 La EEI está tripulada en estos momentos por los rusos Alexéi Ovchinin y Alexandr Skvortsov, los estadounidenses Andrew Morgan, Nick Hague y Christina Koch, y el astronauta italiano de la Agencia Espacial Europea (ESA) Luca Parmitano.