EFEMadrid

El paleontólogo Juan Luis Arsuaga y la artista Carmen Calvo son los protagonistas de la nueva edición de CNIO Arte, una iniciativa que promueve el diálogo entre la ciencia y el arte, dos disciplinas que, aunque no lo parezca, tienen en común mucho más de lo que creen y "pueden inspirarse mutuamente".

Con estas palabras los ha presentado hoy María Blasco, directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) e impulsora de este proyecto financiado por la Fundación Banco Santander, cuyos beneficios se destinarán íntegramente a la investigación sobre el cáncer.

Arsuaga y Calvo son el binomio de esta tercera edición de CNIO Arte, que arrancó hace dos años con la bioquímica Margarita Salas (recientemente fallecida) y la artista Eva Lootz, y que un año después tenía al físico Ignacio Cirac y al fotógrafo Chema Madoz como protagonistas.

En esta ocasión, Carmen Calvo, quien normalmente basa su obra en las memorias y el pasado, se ha inspirado en el trabajo de Juan Luis Arsuaga, uno de los paleontólogos más importantes del país, Premio Príncipe de Asturias 1997, entre otros galardones.

Un homenaje a Juan Luis

Para llevar a cabo el proyecto, Calvo y Arsuaga visitaron juntos los yacimientos del Valle de los Neandertales (Pinilla del Valle, Madrid) donde el paleontólogo habló de su trabajo, de sus investigaciones y de la evolución humana, entre otros temas.

El resultado de esas conversaciones son cuatro cuadros que se presentarán el próximo 28 de febrero en la Feria de Arte Contemporáneo ARCO donde estarán expuestos hasta el 3 de abril.

"Los cuadros pueden estar mejor o peor pero son un homenaje a Juan Luis Arsuaga y a su trabajo de investigación", ha dicho la artista.

Y es que, aunque parezca que "tenemos poco en común", "los científicos y los artistas miramos de frente a lo desconocido, a la oscuridad, y no hemos temido adentrarnos en ella con la mente abierta, para así poder aprender, poder ver más allá", ha dicho la artista parafraseando a María Blasco.

Mucha imaginación

Arsuaga también ve muchos vínculos entre ambas profesiones: "los dos necesitamos tener mucha imaginación. Los grandes descubrimientos científicos son antiintuitivos y desafían nuestra lógica cotididana, y solo han sido posibles porque detrás había un científico con mucha imaginación".

Y son esos grandes descubrimientos los que cambian a la Humanidad: "hasta 1859 no sabíamos por qué estamos aquí y entonces llegó Charles Darwin y su Teoría de la Evolución de las Especies nos explicó por qué", y por eso "la ciencia es tan increíble; porque es Humanidad", ha asegurado el catedrático de Paleontología.

Juan Luis Arsuaga, codirector de los yacimientos de la sierra burgalesa de Atapuerca, y director científico del Museo de la Evolución Humana (Burgos) ha publicado más de 80 trabajos de investigación y ha escrito una quincena de libros.

Carmen Calvo representó a España en la Bienal de Venecia en el año 1997, fue Premio Nacional de Artes Plásticas de España (2013) y es académica de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, de Valencia, desde 2014.

Su obra se encuentra en los mejores museos y colecciones internacionales, entre ellos The Solomon R. Guggenheim Museum, en Nueva York, o el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, en Madrid. EFE