EFEJerusalén

El físico valenciano Pablo Jarillo-Herrero, reconocido por su trabajo con el grafeno, es uno de los galardonados internacionales con el Premio Wolf en ciencias y arte, anunciado este lunes en Jerusalén.

"Cada uno de los ganadores nos enseña una lección sobre cómo ver el mundo de manera diferente", declaró el presidente Reuvén Rivlin, en la ceremonia donde se hicieron públicos los nombres de los ganadores de esta edición, que el próximo 11 de junio recogerán el premio en un acto en el Parlamento israelí.

Jarillo-Herrero (València, 1976) ganó el premio en Física junto al canadiense Allan H. Macdonald y el israelí Rafi Bistritzer, "por su trabajo teórico y experimental pionero sobre el grafeno bicapa retorcido, que, entre otras cosas, conducirá a una novedosa revolución energética".

Profesor de física en el MIT

Licenciado en Física por la Universidad de Valencia, con estudios de posgrado en la Universidad de California (EE.UU) y un doctorado en la Universidad de Delft (Holanda), Jarillo-Herrero es profesor de física en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Su trabajo se centra en la física experimental de la materia condensada, en particular en el transporte electrónico cuántico y la optoelectrónica en nuevos materiales bidimensionales como el grafeno.

El año pasado ya fue premiado con el Premio Oliver E. Buckley de Materia Condensada 2020 de la Sociedad Americana de Física (APS), con una carrera, en la que ha destacado por el descubrimiento de la superconductividad en el grafeno de dos capas retorcido.

     El ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, felicitó a Jarillo-Herrero a través de su cuenta de Twitter por el reconocimiento logrado gracias a su "trabajo pionero sobre la superconductividad del grafeno".

Otros galardonados

Los otros galardonados fueron reconocidos por sus contribuciones en las disciplinas de Agricultura (Caroline Dean), Matemáticas (Simon K. Donaldson y Yakov Eliashberg) y Medicina (Jennifer Doudna y Emmanuelle Charpentier) mientras que el premio en Artes se asignó a la fotógrafa y directora de cine estadounidense Cindy Sherman.

"Cada uno toca una pieza distinta del complejo, emocionante y variado rompecabezas que llamamos universo, vida", destacó Rivlin.

Desde 1976, la Fundación Wolf -creada en recuerdo al diplomático y científico cubano Ricardo Lobo, de origen judío-alemán- ha galardonado a 340 científicos y artistas, de los que más de un tercio ha ganado posteriormente el Premio Nobel, remarca la Fundación.