EFEMoscú

El módulo ruso Pirs junto con el carguero Progress MS-16 se desacoplaron este lunes de la Estación Espacial Internacional (EEI) tras tres aplazamientos seguidos y fueron hundidos en el océano Pacífico para hacer sitio al laboratorio multiuso Naúka, que llegará a la plataforma orbital el jueves.

Las imágenes del desacoplamiento del Pirs, tras 20 años de servicio en la EEI, fueron mostrados en directo por Roscosmos.

La separación tuvo lugar a las 13.56 hora de Moscú (10.56 GMT), cuando la EEI se encontraba sobre el norte de China.

"El Pirs ha cumplido con sus labores al 200 %", dijo el cosmonauta Mark Serov en un programa emitido por Roscosmos minutos antes del desenganche del módulo de la EEI.

Inicialmente estaba previsto que el Pirs- que se utilizaba hasta ahora para el acoplamiento de naves Soyuz y los cargueros Progress y la salida de los cosmonautas al espacio exterior- se desenganchara de la plataforma orbital el pasado viernes.

Pero los preparativos para la llegada del Naúka, incluidas varias correcciones de su órbita, así como unas pruebas adicionales en la EEI hicieron aplazar el desacoplamiento en dos ocasiones.

El hundimiento del módulo y el carguero en el Pacífico tuvo lugar cuatro horas después de su superación de la EEI "a 3.630 km de Wellington y 5.870 km de Santiago", informó Roscosmos.

Los restos del Pirs y el Progress cayeron en una zona no navegable del océano, precisó la agencia.

"Gracias por el trabajo, Progress y Pirs", reza un mensaje de Roscosmos en Twitter, donde fueron publicadas varias imágenes del módulo y el carguero antes de su destrucción.

El cosmonauta ruso Oleg Novitski, que cumple su tercera misión en la EEI, también quiso despedirse del Pirs y publicó varias imágenes y un vídeo del módulo durante su desacoplamiento de la plataforma orbital.

"Gracias por tus 20 años de servicio en el segmento ruso de la EEI", escribió Novitski, quien recordó que el Pirs se convirtió en el primer módulo que se ha desenganchado de la Estación Espacial.

El Pirs, lanzado a la EEI en 2001, estaba acoplado al módulo ruso de servicio Zvezdá y será reemplazado por el módulo científico multiuso Naúka, que emprendió su camino hacia la plataforma orbital el pasado miércoles, con 14 años de retraso.

El Naúka es el primer módulo que Rusia envía a la EEI desde 2010, cuando el Rassvet se acopló a la estación, y el primero doméstico pesado desde 2000, cuando se lanzó el Zvezdá, el principal módulo del segmento ruso.

Con la llegada del Naúka el segmento ruso de la EEI recibirá espacio adicional para los trabajos de los cosmonautas y para el almacenamiento de materiales, comida y equipamiento para la regeneración de agua y oxígeno.

Además, los cosmonautas dispondrán de un segundo inodoro y una cabina para un tercer tripulante.

En el módulo viaja además el brazo robótico europeo (ERA) de la Agencia Espacial Europea (ESA).

Con una longitud de 11 metros y siete articulaciones, actuará como una herramienta para transferir pequeñas cargas útiles directamente desde el interior al exterior del segmento ruso de la EEI, pero también ayudará en las caminantes espaciales al transportar a los cosmonautas como una grúa.