EFEMadrid

El satélite meteorológico chino Fengyun-3E, que despegó el pasado 5 de julio desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan (China), tiene tecnología española, en concreto los filtros de transmitancia, encargados de seleccionar las bandas espectrales en las que se obtendrán los datos meteorológicos.

Detrás de esta tecnología está un equipo de investigadores del Instituto de Óptica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Fengyun-3E es un satélite de uso civil que monitoriza el clima, los océanos, el hielo y el tiempo espacial a través de 11 instrumentos meteorológicos, informa el CSIC en una nota de prensa.

Entre los dispositivos se encuentra el Ionosphere Photometer que, gracias a los filtros de transmitancia, detectará en la banda deseada los datos del amanecer y el anochecer para mejorar las observaciones y predicciones climáticas.

Los filtros de transmitancia incorporados en el citado instrumento se basan en una sucesión de láminas, en las que se alternan láminas de metal y de un material dieléctrico.

Estos filtros están diseñados para dejar pasar la luz de la banda espectral deseada para obtener información y, al mismo tiempo, absorben otras zonas del espectro, especialmente la luz visible.

"Los filtros creados por el Grupo de Óptica de Láminas Delgadas consisten en un recubrimiento sintonizado para transmitir en la banda deseada del ultravioleta lejano y tienen unos requisitos exigentes para el rechazo de la luz visible", destaca Juan Ignacio Larruquert, investigador del CSIC en el Instituto de Óptica, que ha liderado el desarrollo de estos filtros.

Fengyun-3E ayudará a aumentar la precisión de los modelos numéricos de predicción meteorológica para mejorar el sistema global de observación de la Tierra y sus datos se podrán aprovechar para la investigación meteorológica y del monitoreo del clima espacial, con el objetivo de estar mejor preparados ante posibles desastres meteorológicos.