EFEMadrid

Airbus, Eutelsat y la Agencia Espacial Europea (ESA) han presentado "ELSA+", una de las antenas de telecomunicaciones preparada para geolocalizar cualquier interferencia y anularla, que irán instaladas en el satélite Quantum, que se lanzará al espacio en 2020.

La antena se encuentra ahora mismo en la sala limpia de Airbus Defence and Space en Madrid y este jueves se ha presentado a la prensa, antes de su viaje a Toulouse, Francia.

Allí Airbus tiene otras instalaciones, donde esta "puntera antena" será integrada en el satélite Quantum, que será lanzado al espacio en 2020.

ELSA+ es una antena multihaz orientable electrónicamente y, según sus responsables, supone "una primicia en las comunicaciones comerciales vía satélite en Europa".

Y es que, según Airbus, la versatilidad de sus prestaciones -servicios multimedia y de radiodifusión- constituye un "cambio decisivo" para los satélites de comunicaciones.

Además de su gran flexibilidad, esta antena tiene entre sus novedades la capacidad para mitigar las posibles interferencias que reciban, por ejemplo, los aviones o embarcaciones, gracias a su habilidad de geolocalizar las interferencias y de anularlas, ya sean intencionadas o no.

Un concepto totalmente diferente

Según el responsable de Airbus en España, Fernando Varela, ELSA+ representa "un concepto totalmente nuevo en las telecomunicaciones por satélites, y este es solo un punto de partida y una referencia para futuras misiones".

La antena ha sido desarrollada en cuatro años por un equipo industrial de doce compañías europeas, ocho españolas, y todas ellas lideradas por Airbus en España.

ELSA+, de 146 kilos, será parte de la carga útil del satélite Quantum, de Eutelsat, que prestará servicios de telecomunicaciones con una capacidad de reconfiguración en órbita en cuanto a cobertura, frecuencia y potencia sin precedentes, según esta compañía.

El lanzamiento está previsto para la segunda mitad de 2020 en un cohete Ariane 5 y en el momento del despegue la masa del satélite será de 3,5 toneladas.

Quantum, programado para tener una vida útil de 15 años, forma parte de la primera generación de satélites universales capaces de ajustar su cobertura y capacidad para adaptarse a las necesidades de los clientes, señala la ESA. EFEfuturo